Imagen de varios efectivos de la Policía Nacional en Alicante
Imagen de varios efectivos de la Policía Nacional en Alicante - JUAN CARLOS SOLER
Benidorm

Un hombre mata a tiros a la gata de su vecino por un conflicto doméstico

El investigado ha quedado en libertad a falta del informe definitivo de balística

ALICANTEActualizado:

Una disputa vecinal terminó a tiros y con un animal muerto. Un hombre de 40 años, de nacionalidad rusa, es investigado por presuntamente matar a disparos una gata del vecino y dejar tuerto a otro por desavenencias domésticas en la localidad alicantina de Benidorm).

Fuentes cercanas a la investigación han desvelado a Efe que los hechos ocurrieron el pasado 11 de enero aunque hasta el pasado miércoles no fueron denunciados en la comisaría de la Policía Nacional de Benidorm por el propietario de los gatos, un holandés de 41 años.

En su denuncia, presentada asesorado por representantes de la asociación animalista Somos Gos, relató que vive en un chalet pareado de la avenida de Estocolmo y que desde hace meses se lleva mal con su vecino ruso, en un principio porque éste último le acusaba de ocupar parte de su terreno y, más tarde, debido a que se quejaba de que sus gatos se metían en su propiedad.

A partir de ahí, el pasado 11 al llegar a casa encontró a una de sus gatas muerta tiroteada en un sillón con varias heridas sangrantes mientras que otro estaba tuerto del ojo izquierdo.

Detalló que habían tenido "infinidad" de discusiones, y que en alguna de ellas el ruso le había amenazado de muerte, por lo que sentía "miedo" de que tome alguna represalia tanto contra él como contra sus gatos.

La brigada de la judicial de la Policía Nacional de Benidorm interrogó en calidad de investigado al vecino de nacionalidad rusa, quien se acogió a su derecho de negarse a declarar, aunque se le decomisó un arma de aire comprimido cuyo calibre resulta en principio "compatible", según las mismas fuentes, con los impactos y las lesiones en los animales.

De este modo, se ha tramitado un atestado por un supuesto delito de maltrato animal, y el vecino ruso ha sido puesto en libertad a la espera de ser citado por un juzgado de Benidorm.

Paralelamente, se ha remitido el arma incautada a la brigada de policía científica del Cuerpo Nacional de Policía para realizar un detallado estudio comparativo que determine si los proyectiles son, efectivamente, los mismos que los hallados en el interior de la gata fallecida.