Cuestionario de la encuesta en la que se interroga a los escolares acerca del «entorno lingüístico»
Cuestionario de la encuesta en la que se interroga a los escolares acerca del «entorno lingüístico» - ABC
Proyecto lingüístico

Una encuesta de la Generalitat pregunta a los escolares la procedencia de sus padres y si hablan valenciano

El presidente de la confederación de familias COVAPA compara el «disparate» con investigar el «RH positivo» que idealizaba el nacionalismo vasco

ALICANTEActualizado:

La Conselleria de Educación de la Generalitat Valenciana pregunta en una encuesta dirigida a escolares la procedencia de los padres de los alumnos, si hablan valenciano y su grado de comprensión de la lengua, entre otras informaciones, lo que ha suscitado las críticas de la comunidad de familias de alumnos, en una mesa redonda reciente en Alicante, donde hay varias comarcas mayoritariamente castellanohablantes.

«En todo caso, si la encuesta fuera anónima, pero así es un auténtico disparate, es como si preguntarán por el RH positivo», recrimina Ramón López, presidente de la Confederación Valenciana de APA/AMPA (COVAPA), en alusión al polémico rasgo identificativo de los vascos esgrimido por sectores del nacionalismo. López ha subrayado que cada centro educativo ya dispone de información acerca del entorno social y lingüístico en el que se encuentra, por lo que no tiene sentido este sondeo de la Generalitat.

Durante su intervención en la mesa redonda organizada por la confederación de la enseñanza concertada, Concapa, López pidió a las familias que estén «vigilantes» sobre los denominados proyectos de los centros educativos y advirtió de estas encuestas que se han diseñado y están dirigidas a las familias: «Llevan el nombre de nuestros hijos y yo no sé a quién le interesa si el padre o la madre habla en francés, inglés, ruso o alemán o valenciano… no sé a quién le interesa si sabe o no escribir. No deberíamos rellenarlas».

En la web de la Conselleria, tanto si se accede en la versión en castellano como en valenciano, el fichero de «modelo de encuesta» que se descarga está en valenciano, se encuentra el documento con el epígrafe «Situación sociolingüística. Encuesta lingüística de uso de las lenguas». Además de la procedencia de la madre o tutora y del padre o tutor, se interroga al escolar que se incopora con dos o tres años, o a Primaria o a «otro» ciclo con más precisión para indicar no solo la procedencia, sino «desde cuándo» vive en su lugar de residencia actual en la Comunidad Valenciana, así como sus conocimientos de valenciano, castellano e inglés, tanto de comprensión oral y escrita.

Mesa redonda organizada por Concapa en Alicante, sobre la «imposición del plurilingüismo»
Mesa redonda organizada por Concapa en Alicante, sobre la «imposición del plurilingüismo» - ABC

También, de otras personas de su entorno, como los abuelos, cuidadores o la nueva pareja de su padre o su madre, si están separados... Y se pregunta únicamente por el uso del valenciano que hace el menor de edad, si tiene películas, libros, escucha la radio, ve la televisión o emplea esta lengua en otras actividades cotidianas o «fuera del centro» educativo. Asimismo, debe indicar «cuál es la lengua de la relación familiar».

«Imposición del plurilingüismo»

En el encuentro de familias y docentes celebrado hace unos días intervinieron, además del presidente nacional de Concapa y representantes de Covapa, los sindicatos USOCV y FSIE y representantes de los alumnos (FAAVEM). Además, asistieron como invitados PP, Ciudadanos y la Asociación Idiomas y Educación. Esta última forma parte junto con Concapa CV y Covapa del Foro por el Derecho a Elegir Lengua Vehicular.

El foro «abordó la situación educativa en la Comunidad Valenciana con la imposición del plurilingüismo y los efectos inmediatos que tendrá en los alumnos, y se plantearon propuestas y posibles medidas de actuación», según fuentes de Concapa.

El presidente de Concapa nacional, Pedro Caballero, instó a “plantarse” contra la ley de plurilingüismo del conseller de Educación, Vicent Marzá: “Basta ya de callarnos. Tenemos que posicionarnos, trabajar, no callarnos y decir las cosas como son. Basta ya de callarnos como padres, como centros, como profesores y como alumnos. Tenemos que estar todos juntos”. Sobre las acciones que se pueden llevar a cabo, afirmó que “Concapa ya se ha plantado en este sentido no solo a nivel nacional también autonómico y todo lo que vulnere la ley, todo lo que vulnere la Constitución española y todo lo que afecte a principios fundamentales de las familias lo pondrá en manos de los tribunales y allí nos veremos.”.

La presidenta autonómica de Concapa, Julia Llopis, puso en antecedentes a las familias sobre los intentos de la Conselleria de Educación por sacar adelante el plurilingüismo, con la presentación de diez demandas en los tribunales y la suspensión cautelar, hasta aprobar una ley con la oposición del PP y Ciudadanos.

Desde el sindicato FSIE, José Gabriel Alfonso, denunció que los docentes de la concertada se sienten “desorientados” porque en apenas un año se han desarrollado tres modelos lingüísticos. Además de la situación de “presión y estrés” ya que el 16 de marzo tienen que estar presentados los proyectos lingüísticos, el profesorado siente “angustia e inseguridad” ante el futuro profesional por los requisitos para impartir clases de vehicular en inglés y en valenciano.

Sobre los recursos disponibles para la formación, para FSIE “hay una discriminación con respecto al profesorado de la enseñanza concertada a la hora de acceder a los cursos de los Cefire de preparación para la capacitación. Respecto al profesorado de auxiliar de Educación, que al final han sido 300, la concertada no lo ha visto ni está previsto ninguno”, criticó. Como propuestas, además de las medidas judiciales e instar a los partidos políticos a que actúen al tratarse de una ley autonómica presionando también al Gobierno central, el sindicato animó a los asistentes a “crear una plataforma de amplio espectro donde estemos juntos todos los que nos sentimos afectados por esta ley y seamos capaces de establecer acciones que se coordinen”.

Reunión mantenida esta semana por representantes de las AMPA con el presidente de la Diputación de Alicante
Reunión mantenida esta semana por representantes de las AMPA con el presidente de la Diputación de Alicante - ABC

USOCV recordó que “somos el único sindicato de la concertada que demandamos el decreto de plurilingüismo”. Marisa Chiner informó que esta demanda se planteó por dos vías porque “creíamos que iba contra la libertad de enseñanza y contra la libertad de elección”. Según explicó, “USO consideró que se vulneraban derechos fundamentales como el artículo 27 de la Constitución que reconoce el derecho de los padres a elegir el modelo educativo de acuerdo a sus convicciones y esto implica la elección de la lengua vehicular. La otra vía era plantear un recurso ordinario solicitando la nulidad de los apartados del decreto ya que incorporaban una desequilibrio en las horas de impartición del valenciano en perjuicio del castellano y se solicitó la nulidad de estos apartados para que el castellano se mantuviera en las proporciones adecuadas”. Y se preguntó: “¿A quién o quiénes les interesa que un mejor aprendizaje de un niño no sea en su lengua materna?” En su opinión, esta ley “margina al castellano, impone un modelo único y es sectaria”.

Sergio Alonso, presidente de FAAVEM, se quejó de la indiferencia en la Generalitat: "al conseller no le importamos los alumnos; en dos años los representantes del alumnado no le hemos visto en persona, solo nos lo hemos cruzado en la Conselleria”. “El conseller y su gabinete dan a entender que les da igual lo que opine la comunidad educativa, nuestras propuestas rebotan en la pared”. Como ejemplo destacó: “Propusimos, ya que los porcentajes no los iban a cambiar, que la lengua extranjera no fuera solo el inglés, también francés y alemán; entre otras más”. Según los sondeos realizados a estudiantes,” la mayoría de compañeros no quieren dar más horas en valenciano y consideran que el nivel de inglés que se imparte es insuficiente”. Por ello, animó al alumnado de la concertada a que se asocie y “tengan también voz” en la Conselleria.

Por su parte, el diputado de Presidencia de la Diputación de Alicante, Carlos Castillo, recordó que la institución provincial “forzó la máquina” para recurrir el decreto consiguiendo la suspensión cautelar pese a no tener competencias en educación. “Vamos a seguir utilizando todos los recursos al alcance de nuestras posibilidades para oponernos porque no existe consenso ni se pretende; el Botànic tiene una hoja de ruta nacionalista muy marcada y están intentado desde el primer momento imponer un modelo ideológico radical”.

Desde Ciudadanos, Marta Martín, diputada en el Congreso de los Diputados por Alicante, resaltó que su partido consiguió “poner el tema” -en referencia a la polémica del plurilingüismo- en la “agenda política”. “Es relevante que el Gobierno lleve el decreto al TC porque fue una aberración jurídica y es importantísimo que se declare la inconstitucionalidad porque marcaría una pauta”. Martín insistió en la dejación que existe sobre la figura de la Inspección educativa y afirmó que “ si uno quiere hacer un proyecto educativo lo primero que tiene que hacer es contar con el consenso de la comunidad educativa. Hay que trabajar en un proyecto que sea de educación de calidad y no de confrontación”.