Imagen de Ciudadanos en la carpa de Ciudadanos
Imagen de Ciudadanos en la carpa de Ciudadanos - ABC

Elecciones valencianas 2019Campaña de acoso a Ciudadanos: ataque vandálico a su carpa electoral en Valencia

Toni Cantó condena los hechos y advierte de que su formación seguirá «transmitiendo el mensaje de una España de libres e iguales»

VALENCIAActualizado:

Ciudadanos vuelve a estar en el punto de mira de los intolerantes en una campaña de acoso que ya han sufrido algunos de sus líderes como Albert Rivera o Inés Arrimadas, y que en esta ocasión se ha extendido a Valencia, donde el próximo 28 de abril además de las elecciones generales se celebran las autonómicas.

Al respecto, el candidato a la Presidencia de la Generalitat de Ciudadanos, Toni Cantó, ha condenado este domingo el ataque vandálico que ha sufrido la carpa que la formación ha instalado en la plaza de la Virgen de los Desamparados. “El virus de la intolerancia se está expandiendo, pero la Policía los ha pillado y pagarán por lo que han hecho”, ha destacado al tiempo que ha asegurado que “nos dan fuerza y confianza para seguir transmitiendo el mensaje de una España de libres e iguales, y para conseguir que eso sea posible”.

Ante decenas de militantes, Cantó ha clausurado la carpa que durante cinco días ha dado salida 1.300 kilos de naranjas, repartidas y en zumo, para explicar el proyecto de Cs. “Ha sido un éxito, ahora hay que seguir recorriendo la Comunidad para movilizar a los valencianos, animarlos a votar para echar al tripartito y conseguir el cambio real”, ha explicado.

El líder de Cs ha lamentado que “los valencianos llevamos muchos años avergonzándonos de nuestros gobiernos”. “Ha llegado el momento de ahorrar para de sacar a los niños de los barracones, acabar con las listas de espera y ayudar a nuestros dependientes”, ha defendido.

Según han explicado a Efe fuentes de esta formación, el pasado viernes el guardia de seguridad que vigilaba la carpa observó a cuatro personas acuchillar la lona con unas navajas y les llamó la atención pero, al no hacerle caso, decidió llamar a la Policía Local.

El vigilante facilitó la descripción de los jóvenes, que fueron localizados en las inmediaciones por agentes de Policía Local y trasladados de nuevo junto a la carpa, donde admitieron haber sido los autores de los hechos.

Cs ha presentado una denuncia por los daños ocasionados ante la Policía Nacional, han informado las mismas fuentes.