Imagen de María Blasco momentos antes de ser investida doctora honoris causa
Imagen de María Blasco momentos antes de ser investida doctora honoris causa - EFE
Investigación

La científica María Blasco, investida doctora Honoris Causa por la Universidad de Alicante

La directora del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas defiende que «alargando la juventud» habría menos enfermedades

ALICANTE Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

María Blasco, directora del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO), ha defendido hoy la importancia de las investigaciones para intentar alargar la juventud para, de este modo, vivir sanos durante más tiempo y sufrir menos enfermedades.

"Eso es lo que hemos visto que pasa en los ratones a los que alargamos los telómeros (los capuchones de los extremos de los cromosomas que protegen la información genética del organismo) con telomerasa", la enzima capaz de rejuvenecer a aquellos, según ha explicado hoy al ser investida doctora honoris causa por la Universidad de Alicante en reconocimiento a su carrera científica.

"No es que vivan más tiempo estando viejos, sino que lo que hacemos es aumentar la juventud y evitar las enfermedades. Por ello viven más", ha afirmado la experta alicantina durante el acto presidido por el rector de la UA, Manuel Palomar.

Blasco ha considerado que sería "desastroso" romper con la "cadena virtuosa de investigación y formación, algo que puede ocurrir si la financiación no es suficiente".

Ha deseado que se siga "creando una tradición empírica" para España y ha sentenciado que "la obligación científica de seguir haciéndonos preguntas es el camino para poder avanzar hacia un futuro mejor y más justo".

En su discurso, titulado "La Ciencia reta al envejecimiento: hacia un futuro sin enfermedad", Blasco ha señalado que "el cáncer, el infarto, el Alzheimer nos siguen matando prematuramente" y ha añadido que "el camino para acabar con estas enfermedades es identificar su germen, su causa".

Su grupo de investigación, con veinte años de existencia, ha demostrado que la erosión de los telómeros es "una de las causas principales del proceso de envejecimiento celular y de enfermedad, incluido el cáncer".

Ha concretado que el aislamiento de los genes de la telomerasa, en el que ella participó, les ha permitido generar modelos animales donde los investigadores han disminuido o aumentado la telomerasa.

"A más telomerasa, los telómeros son más largos y hemos conseguido que se retrase la aparición de muchas enfermedades a la vez en ratones, y, con ello, que éstos vivan sanos hasta un 40 % más, que sería como si lográramos que la mayor parte de los humanos alcanzáramos a los 115-120 años en buen estado de salud", ha resaltado Blasco.

Ha revelado que su grupo ha trasladado algunos de sus descubrimientos sobre los telómeros y la telomerasa al desarrollo de biomarcadores de este proceso de envejecimiento.

En el caso del cáncer, ha asegurado, se da "un fenómeno único" que no ocurre en otras enfermedades del envejecimiento: "El cáncer es especial. Las células del cáncer despiertan a la telomerasa de manera aberrante y así consiguen la inmortalidad".

Por ello, "lo que estamos haciendo es intentar destruir sus telómeros" para "hacerlo envejecer y morir", ha añadido.

La vicerrectora de Investigación y Transferencia de Conocimiento de la UA, Amparo Navarro, ha sido la encargada de pronunciar la laudatorio.

El acto ha contado también con la presencia de la directora general de Universidad, Josefina Bueno, y de la exvicepresidenta del Gobierno María Teresa Fernández de la Vega, quien ha asistido en calidad de miembro del Consejo de Estado y presidenta de la Fundación Mujeres por África, y, además, es amiga de Blasco.

Bueno ha abogado por una mayor inversión económica a la investigación, mientras que el rector ha anunciado un acuerdo entre la Fundación Mujeres por África y la UA para desarrollar un programa de becas de formación para mujeres africanas en la institución académica alicantina.