Imagen de Puig durante la sesión de control de este jueves
Imagen de Puig durante la sesión de control de este jueves - EFE

Los casos de corrupción del PP eclipsan las discrepancias internas en el Consell

La entrada de Podemos en el Ejecutivo y la revisión del Pacto del Botánico quedan en el aire mientras los casos judiciales marcan la agenda política

VALENCIAActualizado:

El goteo de casos de corrupción que afectan al Partido Popular marcan la agenda política en la Comunidad Valenciana y han permitido un respiro a las dos formaciones que integran el Consell. En plenas negociaciones para la formación del Gobierno central, el socialista Ximo Puig, que hace unos meses vivió su momento más complicado después de que este diario desvelara que había otorgado 140.000 euros a la empresa Carns de Morella, que el jefe del Consell presidió en su etapa de alcalde de la localidad castellonense. Puig ha pasado de tener que defenderse en la tribunal parlamentaria de las acusaciones de trato de favor vertidad por el PP (llegó a llamar «payaso» un diputado del grupo popular) a glosar en la sesión de control de este jueves los casos que afectan a su rival político.

Al respecto ,el presidente de la Generalitat ha defendido este jueves la transparencia como "antídoto" contra la corrupción" y para levantar "la hipoteca reputacional" que tiene la Comunitat Valenciana por esta causa y ha advertido de que nadie les hará "bajar la cara".

«Nadie va a hacer bajar la cara a los valencianos»
Ximo Puig , presidente de la Generalitat

Puig ha respondido en el pleno de Les Corts Valencianes a una pregunta del portavoz de Compromís, Fran Ferri, sobre "los escándalos de corrupción del PP", quien ha destacado que los corruptos no son los valencianos, que son "un pueblo digno", sino el Partido Popular.

En las filas de Compromís, los casos de corrupción del PP han eclipsado el fracaso que supuso quedar sin grupo parlamentario propio en el Congreso de los Diputados, conforme había argumentado su líder y vicepresidenta de la Generalitat, Mónica Oltra, para defender la alianza electoral con Podemos.

En la misma línea, la eventual entrada de la formación de Pablo Iglesias en el Gobierno valenciano y la revisión del Pacto del Botánico, que permitió al socialista Ximo Puig presidir la Generalitat, han quedado postergados por una agenda marcada por la operación Taula y el procesamiento del exdelegado del Gobierno en la Comunidad Valenciana Setrafín Castellano en el caso Avialsa.

Una agenda que eclipsa también las discrepancias internas en el seno del tripartito, como el apoyo brindado por Podemos al PP y Ciudadanos para instar al Consell que se investiguen los casos de enchufismo en la Administración, especialmente en la Conselleria de Sanidad.