Fachada de la Audiencia de Alicante, sede del juicio
Fachada de la Audiencia de Alicante, sede del juicio - JUAN CARLOS SOLER
Benidorm

Absueltos tres británicos de violar a una compatriota al no acudir ella al juicio

Los acusados creen que denunció falsamente porque le tiraron los zapatos por la ventana y el tribunal no ha podido aclarar las contradicciones de la mujer

ALICANTEActualizado:

Tres británicos han sido absueltos del delito de violación en Benidorm a una compatriota del que se les acusaba al no comparecer la víctima en el juicio y no poder el tribunal aclarar las contradicciones entre lo que de declaró a la Policía y luego en sede judicial.

Ocurrió después de una noche en la que celebraban los 40 años de un amigo. La víctima, S.A.B., no compareció a la vista oral celebrada el pasado 5 de diciembre en la sección segunda de la Audiencia Provincial de Alicante, a lo que no estaba obligada por residir en el Reino Unido, y este hecho ha "privado de la esencial herramienta" al tribunal para enervar el principio de inocencia de los acusados.

Su ausencia en el juicio ha impedido "despejar las dudas suscitadas en torno a las contradicciones entre sus manifestaciones en sede policial y judicial", dice la sentencia a la que ha tenido acceso Efe en referencia a la instrucción, las cuales han sido "puestas de manifiesto por las defensas de los procesados".

"A lo anterior se une la falta de corroboraciones objetivas externas suficientes que avalen de forma inequívoca su versión", a la vista de los testimonios de los policías que acudieron al lugar y de los forenses.

El tribunal recuerda que la mujer reconoció que mantuvo en un primer momento relaciones sexuales consentidas con uno de los enjuiciados, David Williams J., y añade que los peritos no han confirmado que las lesiones que presentó fueran "sin lugar a dudas" agresiones físicas para forzarle a mantener relaciones sexuales, tal y como denunció.

Pedían 30 años de prisión

El fiscal pedía 30 años de cárcel para cada uno de ellos: 14 por la agresión sexual, 8 por lesiones y 8 más por ser cooperador necesario en la agresión de los otros dos, tanto para David Williams J. como para Robert G.M. y Simon James N.

Los hechos ocurrieron en la madrugada del 30 de octubre de 2011 cuando la mujer y David W.J. se conocieron en un bar y después ambos se dirigieron al domicilio que este compartía con los otros dos acusados, y mantuvieron relaciones sexuales consentidas.

La mujer relató en su denuncia que después se durmió y que cuando regresaron al apartamento los otros dos acusados, le obligaron a mantener relaciones, para lo cual dos de ellos la sujetaban de los brazos mientras el otro le penetraba vaginalmente al tiempo que le insultaban.

David Williams J. admitió en el juicio que tuvo "actividad sexual" consentida con la mujer, sin penetración, mientras que los otros dos aseguraron que no la llegaron a tocar y que solo, cuando llegaron más tarde, pidieron a su compañero que la despertara porque no tenían sitio para descansar.

También indicaron que, debido a que iban bebidos, lanzaron los zapatos de la mujer por la terraza y que esto le enfadó "mucho" y que les amenazó con denunciarles a la Policía por tal motivo, lo cual creen que hizo con la supuesta falsa denuncia de violación.