La Plataforma por la Lengua actúa como lobby para impulsar la inmersión lingüística en Cataluña
La Plataforma por la Lengua actúa como lobby para impulsar la inmersión lingüística en Cataluña - INÉS BAUCELLS

La Generalitat, denunciada por tolerar el espionaje a alumnos en el patio para investigar si hablan catalán

La AEB ha pedido al Defensor del Pueblo que investigue si se realizó el estudio sin el consentimiento de los padres

BarcelonaActualizado:

El «espionaje lingüístico» existe en Cataluña. Así lo reconoció ayer la Plataforma por la Lengua (que se reivindica como la «ONG del catalán») en la presentación de un estudio sobre el uso de esta lengua en los patios de los colegios e institutos de la comunidad. Según revelaron los responsables del informe, varios activistas de la organización estudiaron sobre el terreno a alumnos catalanes en horario de recreo para inspeccionar el idoma que usaban al relacionarse con sus compañeros. La Asamblea por una Escuela Bilingüe (AEB) ya ha denunciado estas actividades ante el Defensor del Pueblo y el Ministerio de Educación.

El estudio presentado en Barcelona analizó medio centenar de centros de los 35 municipios más poblados de Cataluña. Se hizo de incógnito, añadieron desde la Plataforma, de forma que ni alumnos ni profesores sabían que se les estaba «observando» el comportamiento. Una vez recopilados y analizados los datos, la ONG ha hecho un diagnóstico pesimista. En la etapa de Educación Primaria el uso del catalán es algo más habitual (lo utiliza el 35 por ciento de los alumnos). Sin embargo, la presencia social de esta lengua se desploma en la Eduacción Secundaria Obligatoria (ESO), donde cae hasta el 14,6 por ciento.

«El estado de la lengua requiere que nos activemos desde todos los frentes posibles», afirmó el presidente de la entidad, Òscar Escuder, al difundir los datos. Así las cosas, según el estudio «sociolingüístico» -tolerado por los responsables del sistema educativo catalán- la lengua autonómica solo está presente en el 24,3 por ciento de las conversaciones. Esta cifra preocupa a los responsables de esta organización, que apuntan que lo que está «en juego» no es solo el propio idioma sino «sobre todo» la «cohesión social» de Cataluña. Desde la entidad aprovecharon la presentación del informe para recordar que las horas de recreo escolar deben tener un papel central en el impulso del catalán entre los más pequeños.

Dirigirse a los alumnos en español, una infracción

Desde la Plataforma también critican que uno de cada cuatro profesores de instituto hablen con sus alumnos en castellano, eludiendo así la ley educativa autonómica, que fija el catalán como lengua «vehicular» obligatoria. En este sentido, la entidad ha arremetido contra los docentes catalanes, de quienes han dicho que están inmersos en una tendencia de «relajamiento en la conciencia lingüistica». «No somos conscientes, el profesorado y toda la comunidad educativa, que todos ejercemos de modelos lingüísticos. El comportamiento lingüístico no es nunca neutro: como docentes, si fuera del aula renunciamos al catalán, damos a entender a los alumnos que esta lengua sólo sirve para los estudios y no para el resto», Afirmó Escuder.

Desde la Asamblea por una Escuela Bilingüe (AEB) han criticado el informe de la Plataforma. Esta entidad que protege de los alumnos y padres castellanoparlantes de Cataluña ha pedido a la Generalitat de Cataluña y al departamento de Educación que expliquen cómo se ha elaborado el estudio en los patios catalanes. Igualmente, ha reclamado al Defensor del Pueblo y al Ministerio de Educación que investiguen el caso. «Tememos que no han pedido permiso a las familias de los alumnos», denuncia la presidenta de AEB, Ana Losada, a ABC.