Destrozos tras un accidente mortal en Tarragona el pasado febrero
Destrozos tras un accidente mortal en Tarragona el pasado febrero - EFE

Las víctimas de tráfico en Cataluña subieron un 7% en 2018

La Generalitat hará más controles en carretera para frenar el auge de mortalidad

BarcelonaActualizado:

Un total de 256 personas fallecieron en 229 accidentes de tráfico en Cataluña en 2018, lo que supone un aumento del 7% de víctimas mortales y del 8% de siniestros mortales respecto al año anterior. El consejero de Interior, Miquel Buch, que presentó los datos junto al director del Servei Català de Trànsit (SCT), Juli Gendrau, y el comisario jefe de Movilidad de los Mossos d’Esquadra, Joan Carles Molinero, avanzó que se intensificarán las medidas de control para reducir la alta mortalidad en la red viaria.

Según los datos presentados, 185 de las 256 víctimas murieron en zona interurbana -un 10% más que en 2017- y 71 personas lo hicieron en zona urbana -con un 1% menos de muertos, pero un 3% de accidentes más-. Destaca, además, que en zona interurbana, han crecido considerablemente, un 30%, los muertos en accidentes con un único vehículo implicado, lo que apunta a una velocidad excesiva, distracción o el consumo de alcohol y drogas como principales causas.

Por otro lado, se constata un incremento de los atropellos del 240%, ya que se pasó de cinco en 2017 a 17 en 2018. Igualmente, los accidentes mortales por salidas de vía -también relacionadas con factores como la velocidad excesiva, las distracciones o las drogas y el alcohol- suben un 54%, de 39 a 60. Sobre las causas, destacan las distracciones, con presencia en el 23% de todos los accidentes, seguidas del incumplimiento de una norma de circulación, con un 22%. Por provincias, Tarragona registró el mayor aumento de casos mortales, con una tendencia negativa de 23 a 39 siniestros en zona interurbana.

Más efectivos en la carretera

Buch insistió en que los datos de 2018 les preocupan y aseguró que redirigirán el plan de contención de accidentalidad iniciado el año pasado. «Sacaremos a todos los efectivos de tráfico a la calle», aseguró, al tiempo que anunció que este 2019 entrarán en funcionamiento cuatro nuevos radares de tramo.

Por todo ello, se prevé una presencia mas activa en la carretera de los Mossos, que entre otros aspectos, volverán a usar el helicóptero del SCT -que no vuela desde hace meses por un conflicto en la licitación, que se ha resuelto- para «detectar y sancionar las infracciones de más riesgo». También habrá más vehículos de observación camuflados y vehículos de paisano con radares móviles.