Puigdemont participa por teleconferencia en un acto en Barcelona
Puigdemont participa por teleconferencia en un acto en Barcelona - EFE

«Teleinvestidura» de Puigdemont, nuevo intento sin mayoría ni consenso

La oposición se niega a permitir cambios en el reglamento del Parlamento de Cataluña que permitan la «investidura telemática» de Puigdemont

División en la bancada independentista: ERC no le ve viabilidad legal y la CUP desconfía de la voluntad real de JpC

BarcelonaActualizado:

El Parlamento de Cataluña activará este viernes el mecanismo que abordará una reforma de su reglamento para poder investir de nuevo presidente a Carles Puigdemont, de forma «telemática», eso sí. Desde Junts per Catalunya -la formación del expresidente cesado- se impulsó esta proceso con la excusa de que el reglamento actual estaba «desfasado», sin embargo, las intenciones de los neoconvergentes podrían volver a generar turbulencias en el funcionamiento de legislativo autonómico.

Ciudadanos ya advirtió en su día de que no se podía investir a Puigdemont por su situación judicial; el PSC consideró que era una temeridad política; los comunes rechazaron investiduras «telepáticas ni telemáticas» y el PP avisó de que se replantearía su presencia en la ponencia si se seguía este camino. La reforma tampoco genera un amplio consenso en la bancada independentista. ERC planteó que los cambios en el reglamento se debían cimentar en seis pilares -entre ellos fomentar la paridad en los órganos de la Cámara-, pero en ninguno de ellos citó las investiduras telemáticas, informa Ep.

La CUP sí ha asegurado en varias ocasiones que quiere investir a Puigdemont a distancia, como una forma más de retar al Estado, sin embargo, no confían en el compromiso de JpC, a quienes han retado a ir «hasta el final» evitando así lo que califican como un nuevo «pulso simbólico» con Madrid que no tenga resultados efectivos. En el caso de que JpC, ERC y la CUP consiguieran pactar una reforma del reglamento que incluyera la investidura a distancia, no tienen los votos para hacerlo, ya que en octubre perdieron la mayoría independentista que tenían.

Sin mayoría ni aliados

Para lograr aprobar la reforma del Parlament, el independentismo debería relevar algunos diputados de ERC y JpC que por varios motivos no están votando en los plenos, o deberían convencer a algún partido de la oposición para que les cedan sus escaños. Sin embargo, el PSC, Cs, el PP y los comuns ya han dejado claro su 'no' a investir a Puigdemont. Ahora mismo el panorama se anticipa complicado para que Puigdemont logre su tan ansiada investidura, no en vano, es la tercera vez que los suyos intentan forzar cambios legislativos que le permitan volver al Govern y sustituir a Quim Torra, cada vez más cuestionado.