Mossos d'Esquadra
Mossos d'Esquadra - ABC

Un grupo de Mossos se encierra en una comisaría para exigir diálogo a Buch

El sindicato USPAC exigió ayer la dimisión de Buch, al que acusan de poner en riesgo la seguridad de los agentes

BarcelonaActualizado:

Una docena de representantes de los sindicatos de los Mossos d'Esquadra y del colectivo MosS.O.S. se han encerrado en una comisaría de Barcelona para exigir diálogo al conseller de Interior, Miquel Buch, y que desbloquee las negociaciones sobre las mejoras en el cuerpo.

Los agentes, entre ellos del sindicato SAP-Fepol y del colectivo MosS.O.S., permanecen con una pancarta en el vestíbulo de la comisaría del Eixample de los Mossos d'Esquadra, donde esta tarde se ha convocado una concentración para protestar por las condiciones de trabajo de la policía catalana.

El conseller Buch ha advertido horas antes de esta protesta a los sindicatos de los Mossos que no podrá formalizar ningún acuerdo para mejorar las condiciones de los agentes hasta que finalice el recuento de las elecciones sindicales, suspendido cautelarmente por la impugnación del voto por correo.

En una carta dirigida a los sindicatos de los Mossos d'Esquadra, a la que ha tenido acceso Efe, Buch ha salido así al paso de las críticas de los sindicatos y ha subrayado que su voluntad ha sido trabajar desde el primer momento para aportar «soluciones a los problemas estructurales» que sufre el cuerpo de los Mossos d'Esquadra.

«Pero primero -matiza Buch en la carta- se tendrá que poder finalizar el recuento de los votos de las elecciones sindicales, ahora suspendido cautelarmente por resolución judicial, a petición de un sindicato». El sindicato USPAC exigió ayer la dimisión de Buch, al que acusan de poner en riesgo la seguridad de los agentes y de la ciudadanía por sus malas condiciones de trabajo, ante lo que han diseñado de forma irónica el dispositivo «Khaos» para denunciar su situación.