Rebajas en el centro de Barcelona
Rebajas en el centro de Barcelona - EFE

Compras-RebajasLa Generalitat amenaza con sancionar a los comercios que adelantaron las rebajas

Con la ley catalana de Horarios suspendida por el TC, algunas tiendas se adelantaron

BARCELONAActualizado:

El consejero catalán de Empresa y Empleo en fucniones, Felip Puig, amenazó ayer con sancionar a los comercios que han adelantado las rebajas de invierno en Cataluña aprovechando la regulación del Gobierno que liberaliza este período de descuentos y acogiéndose a que la ley catalana de horarios comerciales está suspendida por el TC.

En declaraciones a la prensa, Puig aseguró que antes de Reyes los comercios pueden ofrecer promociones y ofertas específicas, aunque las rebajas como tal «comienzan el 7 de enero», que es la fecha que establece la legislación catalana, pactada con el sector. «Si tenemos constancia (de los comercios que han colgado con antelación el cartel de rebajas) se abrirá un expediente de infracción y si se demuestra que no han cumplido con la legislación vigente, pues se instrumentalizará la correspondiente sanción», declaró el conseller, según Efe.

Puig remarcó que no es intención de la Generalitat «entrar en una batalla», aunque incidió en que «si hay alguien que se ha querido pasar de listo» y ha incumplido la normativa catalana, podría verse expuesto a una multa. El grueso de comercios ha optado un año más por empezar el 7 de enero la campaña de rebajas, entre ellos grandes cadenas El Corte Inglés o Inditex, propietaria de marcas como Zara, Bershka, Stradivarius o Pull&Bear. No obstante, algunos establecimientos han decidido anticipar unos días la campaña de invierno, haciendo bien visibles las rebajas con carteles.

Amparo legal

Ello es posible porque la ley catalana que regula los horarios comerciales y que limita el período de rebajas está suspendida por el Tribunal Constitucional (TC) y, por tanto, prevalece la normativa española, que es más permisiva y apuesta por la liberalización horaria. Felip Puig destacó que el pequeño comercio se ha apuntado mayoritariamente a mantener el arranque de las rebajas el día oficial y que el modelo catalán de comercio es «bueno», pese a la «confusión que puede generar la hostilidad de la legislación española».

«Nuestro modelo es mejor que el de Madrid», afirmó el titular en funciones de Empresa y Empleo, que indicó que en Cataluña «se han mantenido más comercios pequeños y de proximidad» y se ha incrementado más el consumo que en territorios que han apostado por la «desregularización total». «Una regulación sensata en el mundo del comercio es positiva para este sector y para los consumidores», añadió Puig.