Carles Puigdemont
Carles Puigdemont - PEP DALMAU

Referéndum CataluñaPuigdemont votó en contra de la independencia del Kurdistán en el Parlament en 2014

Hace tres años, el ahora presidente de la Generalitat, emitió un voto en contra sobre la enmienda que en el Parlament reclamaba la secesión del Kurdistán iraquí, donde este lunes se celebra una votación ilegal sobre la cuestión

ABC.es
Actualizado:

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, votó «no» a una enmienda que en el año 2014 se presentó en el Parlament a favor de la independencia del Kurdistán iraquí. Territorio donde este lunes se pretende celebrar un referéndum ilegal de secesión. Puigdemont, que ha sido entrevistado en La Sexta por el programa Salvados de Jordi Évole, ha asegurado que no recordaba cuál había sido su voto en aquella ocasión, y el periodista ha sido el encargado de recordárselo.

Carles Puigdemont se ha enfrentado a las preguntas del entrevistador en pleno órdago secesionista. El presidente de la Generalitat, junto a su partido y la CUP, mantienen el pulso contra el Estado de Derecho con la vista puesta en la celebración de un referéndum ilegal el próximo 1 de octubre. Una convocatoria en contra de la ley y del propio Parlament que, bajo su punto de vista, «no tiene todos los ingredientes» que le gustaría.

Entre estos ingredientes, Puigdemont ha explicado que la Generalitat no cuenta con apoyo de políticos de la Unión Europea. El president ha relatado que no ha recibido llamadas de líderes europeos apoyando la consulta, y que ni su equipo las busca ni cree que se lleguen a producir.

Sobre la posible jornada electoral, un ambiguo Puigdemont ha admitido que los Mossos d'Esquadra tendrían que retirar las urnas en caso de que un juez ordene la retirada de las mismas. Una decisión que, en su opinión, iría «contra toda lógica policial».

«Si reciben el mandato de un juez, deberán cumplir el mandato, pero dudo mucho que el 1 de octubre, con millones de personas queriendo votar, se pueda primera que la acción policial sea retirar unas urnas», ha explicado.

El president ha asegurado que no cree «estar desobedeciendo» pero lo que no ha querido vaticinar es su posible futuro, ni si a consecuencia de la convocatoria ilegal podría resultar detenido. «El fiscal general del Estado creo que ha admitido esa posibilidad. No me gustaría, pero si tiene que pasar vamos a hacer frente a cualquier situación, pero no creo que sea una buena idea», ha afirmado.

Tras el 1-O

En relación a una posible declaración de independencia, Puigdemont ha señalado que «ahora» no está entre los planes del Govern promulgar una Declaración Unilateral de Independencia, a pesar de que el pasado 7 de septiembre el Parlament, con los votos de Junts pel Sí y la CUP, aprobó la Ley de Transitoriedad jurídica y fundacional de la República.

Puigdemont ha precisado que el Govern y el Parlament de Cataluña «aplicarán» el resultado que reflejen las urnas, sin importar el número de papeletas o si participa poca gente. Sin embargo, aunque ha asegurado que «no se le ha pasado por la cabeza» convocar elecciones anticipadas, no ha precisado cómo se declararía la independencia de Cataluña si se impone el 'sí'. Tampoco ha descartado una declaración unilateral si no se pudiera celebrar el referéndum: «No está encima de la mesa, pero seguramente alguien lo propondría».