Amber Coffman presentará su estreno en solitario
Amber Coffman presentará su estreno en solitario - ABC

PRIMAVERA CLUBEl talento en bruto desembarca en Barcelona y Madrid

El festival, cantera musical del Primavera Sound, acoge los estrenos de bandas como Superorganism, Starcrawler y Flat Worms, entre otros

BARCELONAActualizado:

Desde que cambió de formato y dejó de ser el hermano menor del Primavera Sound para convertirse en una de sus más vistosas canteras, el Primavera Club se ha especializado en cazar al vuelo apuestas de futuro que antes o después acabarán dando qué hablar y, porqué no, compartirán espacio con los pesos pesados del festival barcelonés. Ocurrió con Whitney, Porches y Algiers, por poner sólo tres ejemplos, y podría volver a ocurrir con alguna de las cuarenta bandas que durante el fin de semana desfilarán por las salas Apolo y La[2] y el Centro Cultural Albareda. Una red de escenarios que se completa con el regreso del festival a Madrid después de cinco años de ausencia, doble capitalidad que recupera el espíritu de puente aéreo del que hizo gala la cita entre 2008 y 2012.

A diferencia de entonces, cuando se pudo ver en acción a bandas como Teenage Fanclub, The Monochrome Set o The Jim Jones Revue, el Primavera Club apuesta ahora por el talento en bruto y las carreras incipientes con un menú que picotea indistintamente del indie, el R&B, la electrónica y el pop en toda su extensión. Ahí está, por ejemplo, los turcos Jakuzi y su sugerente pop electrónico; el fundido a negro del neoyorquino Gabriel Garzón-Montano; la electrónica atmosférica de Low Islands; y el poderío eléctrico de Flat Worms, supergrupo indie formado por miembros de The Babies, Thee Oh Sees y músicos de la banda de Ty Segall.

No hay, en efecto, grandes estrellas, pero sí reclamos tan poderosos como Amber Coffman, antigua cantante y guitarrista de Dirty Projectors que se estrena en solitario con «City Of No Reply», una delicia de pop-folk retorcido que se trae a Fleetwood Mac al siglo XXI;o Yellow Days, un jovencísimo artista británico que se arrima al soul y al blues desde una perspectiva contemporánea y añade un plus de intensidad y ardor de estómago a la elegancia de James Blake.

Otro de los nombres a seguir de cerca es Superorganism, colectivo asentado en Londres pero con miembros llegados de Japón, Australia y Nueva Zelanda que con sólo un single ya se han postulado como una de las bandas más cotizados de la temporada. ¿La razón? Fácil: el rapero Frank Ocean les ha echado un cable radiando una de sus canciones.Por fue fuera poco, los autores de «Something For Your M.I.N.D.» suenan como si Animal Collective se hubiesen dado un atracón de los grandes éxitos de la FM y andasen rehaciéndolos entre retales de pop contrahecho y electrónica luminosa.

De Estados Unidos llegan Strarclawler, jóvenes airados capaces de poner de acuerdo a Elton John y Ryan Adams gracias a su despreocupada y teatral apropiación del glam setentero, mientras que el festival abre también una ventana para asomarse a la lírica de la mano de la pianista Marina Herlop,fichada por el sello de James Rhodes. La barcelonesa es una de las representantes de ese talento local que completan los también barceloneses Medalla, nacidos de las cenizas de The Saurs, y el post-punk de los bilbaínos Vulk.