Ángel González Abad - Los martes, toros

El museo taurino

«Se cumple medio siglo de vida del museo taurino de Barcelona, una instalación que se mantiene viva dentro de la Monumental»

Ángel González Abad
Actualizado:

Se cumple medio siglo de vida del museo taurino de Barcelona, una instalación que se mantiene viva dentro de la Monumental. Las visitas a la plaza de la Gran Vía barcelonesa no son pocas. Cerrada para la celebración de corridas de toros, pero abierta para poder contemplar un auténtico templo del toreo, que rezuma historia por todos sus rincones. Historia del toreo, y por tanto historia de Cataluña, esta Cataluña ahora sumida en cansinas polémicas, y partida en dos por un devaneo político.

Y en medio, los toros. Sí, que el cerco a la Fiesta, con la estocada del Parlament fue, sin duda, un ensayo, un primer acto. Banderas, idioma y los toros. Pero estábamos en la celebración del cincuenta aniversario de la apertura del museo taurino de la Monumental, dejemos de lado el camino que nadie sabe a donde va.

En la sala que daba paso al despacho del empresario Pedro Balañá Espinós, el viejo Don Pedro, se reunían en animadas tertulias los revisteros taurinos. Allí se cocía, no sólo la temporada de las plazas de Barcelona, sino de prácticamente todo el universo taurino. En una de aquellas reuniones, Don Pedro adelantó el proyecto de un museo dentro de la plaza. La iniciativa era de su hijo, Pedro Balañá Forts, y corrían entonces los primeros años de la década de los sesenta del pasado siglo.

Don Pedro falleció en 1965 y cuatro años más tarde se inauguró el museo en un edificio construido en el patio de caballos del coso barcelonés. Afortunadamente sigue vivo. Su colección de carteles, los trajes de luces y diversos objetos de figuras del toreo, las cabezas de toros que hicieron historia..., mantienen el aviso de la importancia que tuvo la tauromaquia en la sociedad catalana. Y ahí deberá mantenerse abierto, si el tercero de los Balañá así lo quiere, no como un signo de nostalgia por el pasado, sino como un puntal en el que tomar impulso para afianzar el futuro, que por ley se mantiene abierto.

Ángel González AbadÁngel González Abad