Rafael Nadal durante un entrenamiento
Rafael Nadal durante un entrenamiento - EFE

El Barcelona Open Banc Sabadell 2017 tuvo un impacto de 45 millones de euros

El torneo cada año aumenta sus ganancias económicas y se consolida como una de las actividades deportivas más importante de España

BARCELONAActualizado:

El impacto económico que la 65 edición del Barcelona Open Banc Sabadell-Trofeo Conde de Godó tuvo en la capital catalana fue de 45,1 millones de euros, según un estudio encargado por la organización del evento.

El impacto económico se calcula teniendo en cuenta el gasto directo que realizan los aficionados que acuden a la instalación (un total de 95.698 se pasaron por el RCT Barcelona-1899 en la de 2017).

También el impacto indirecto, que es el gasto de los proveedores necesario para realizar el torneo y el impacto sobre el VAB (valor añadido bruto), que es el gasto por el consumo de bienes y servicios que realizan los trabajadores de los sectores que se benefician de forma directa o indirecta de los gastos generales.

Según el estudio, realizado por el DEP Institut, consultoría que ha llevado a cabo análisis similares en los principales acontecimientos deportivos celebrados los últimos años en Cataluña, el gasto directo ha ascendido a 17.191.542 euros, el impacto económico indirecto ha sido de 8.372.377 euros y el impacto sobre el VAB, 13.489.623 euros.

La suma de los tres conceptos, además de los gastos propios del torneo, arroja el impacto económico total del evento, que ha sido de 45.153.542 euros.

El impacto económico se realiza teniendo en cuenta actividades económicas que afectan al turismo, comercio, puestos de trabajo, industria-innovación, organización y política-administración.

Grandes eventos

Además, en esta edición de 2017, el Godó ha conseguido ser un referente en el modelo de organización deportiva en España desde el punto de vista ambiental al obtener la certificación de torneo sostenible por parte de la auditora Bureau Veritas.

También cabe destacar el fuerte impacto mediático que ha registrado el torneo, que por vez primera en su historia ha contado con cámaras de televisión en todos los partidos individuales que se han disputado.

Las imágenes del Barcelona Open Banc Sabadell han llegado a un total de 179 países con una audiencia global de 33,5 millones de telespectadores, lo que representa un incremento del 11,9 en relación a la edición de 2016.