«Viti» y «Lucho» señalaron a su salida de prisisón que la denuncia era «mentira» - R. ORDÓÑEZ / Vïdeo: Víctor Rodríguez, ex del Arandina: "Todo es mentira"

Caso Arandina«¿Que todo es mentira? Tuvieron relaciones con una menor. Eso ocurrió»

La presunta víctima del caso Arandina sufre una crisis de ansiedad al enterarse de la libertad de los exjugadores y su letrado rechaza su salida de prisión, sobre todo, tras los últimos informes

ValladolidActualizado:

Ella está «mal, muy mal». Sufrió una crisis de ansiedad tan pronto se enteró de que la Audiencia Provincial de Burgos decretaba la libertad de los tres exjugadores de la Arandina a los que denunció por agresión sexual al entender que no había riesgo de fuga y de destrucción de pruebas. Su familia trata de arroparla, pero también está «nerviosa, porque no entienden cómo tras el volcado de los teléfonos pueden estar» fuera de prisión, explican desde el entorno de la adolescente de 15 años.

Su letrado tampoco lo entiende. «Están pillados» –dice– con el resultado del último informe sobre el volcado de los teléfonos, en el que se refleja que a través de Whatsapp habrían reconocido que mantuvieron relaciones sexuales con ella, lo cual aunque hubiera sido voluntario, siendo la joven menor de 16 años, supondría un delito de abuso sexual penado con entre diez y doce años a no ser que se aprecien una serie de circunstancias eximentes.

El informe acoge hasta ocho páginas de mensajes de Whatsapp en relación a este asunto, en los que, al parecer, llegaban a señalar su edad –habían asegurado que pensaban que era mayor–, bromean con que ella «no decía nada» e, incluso, habrían asegurado ser «unos degenerados». En este escenario, el letrado de la supuesta víctima se escandalizaba ayer ante las declaraciones que los exfutbolistas realizaron a la salida de prisión, negando los hechos. «¿Que todo es mentira?», señaló respecto a las palabras que dos de ellos pronunciaron y ante las que respondió: «Tuvieron relaciones con una menor. Eso ocurrió».

Así lo sentenció el abogado de la acusación particular, quien rechazó la libertad de los tres futbolistas después de que el citado informe policial revelara que «reconocieron las barbaridades que había hecho con ella», apuntó. Con esos mensajes aseguró que ya se les ha «cogido» y que no queda «mucho de instrucción».

Consideró, además, que con esas conversaciones sobre la mesa «sí» que hay riesgo de fuga porque se podrían enfrentar a más de una década entre rejas. En este sentido, lamentó que la fianza haya sido tan baja, a su juicio. Los 6.000 euros impuestos por la Audiencia Provincial, le parecen «ridículos» en comparación con la condena que se puede reclamar para ellos.

Cabe recordar que los recursos de dos de ellos fueron solicitados antes de que se conociera el último informe del volcado de los teléfonos y la Audiencia de Burgos no lo analizó. Sí disponían del mismo las partes cuando se tramitó la petición de libertad del tercer jugador, con cierto retraso. Por ello, la acusación se plantea, al menos, recurrir la decisión referente a éste.

Por último, el letrado de la menor reclamó ayuda institucional hacia la joven, ya que la atención psicológica que está recibiendo ha sido buscada a título particular por parte de sus padres y no le ha sido facilitada.