Planta de Siemens Gamesa en Miranda de Ebro (Burgos)
Planta de Siemens Gamesa en Miranda de Ebro (Burgos) - EFE
Economía

Sólo un tercio de los empleados de Siemens podrá recolocarse en una planta de Castilla y León

Los sindicatos han llegado a un acuerdo con la empresa para las indemnizaciones

BurgosActualizado:

Apenas un tercio de las plazas que la empresa Siemens Gamesa oferta a los 133 trabajadores de Miranda de Ebro (Burgos) que opten por desplazarse para seguir trabajando para la misma compañía, tras el cierre de la planta mirandesa, se encuentran en Castilla y León. La multinacional reitera su compromiso para mantener España, donde cuenta con quince fábricas dedicadas a la producción de componentes para turbinas, como uno de sus principales centros de producción. Lo que no tiene marcha atrás es el cierre de la planta de fabricación de palas para aerogeneradores de Miranda.

Tras un mes de negociación, este pasado jueves se firmó el acuerdo para el expediente de despido colectivo que deja a los trabajadores dos opciones: Recolocación o liquidación incentivada. En total, la empresa ofrece a los trabajadores de su planta de Miranda de Ebro 171 posibilidades de reubicación en otras plantas españolas y les da un plazo hasta el 19 de marzo para comunicar su decisión a la empresa.

Para quienes no opten a la recolocación, que según fuentes de los propios trabajadores rechaza una amplia mayoría de la plantilla, queda la opción de la liquidación con una indemnización de 45 días de salario por cada año trabajado, sin tope de antigüedad, y un complemento lineal bruto de 7.000 euros con carácter general, que se eleva a los 12.000 para mayores de 55 años, garantizando siempre una indemnización mínima de 35.000 euros brutos. Además, los trabajadores percibirán la paga extraordinaria correspondiente al verano de 2018 y el pago de las vacaciones no disfrutadas de 2018.