Traseuntes protegiéndose del viento en Valladolid - ICAL

Ciclogénesis explosiva«Ana» deja en La Covatilla la racha más fuerte de España, con 134 kilómetros por hora

Protección Civil ha activado la alerta roja por «riesgo extremo» en el norte de León, Palencia y Burgos, con vientos de hasta 140 kilómetros

ValladolidActualizado:

La borrasca «Ana» ha llegado con fuerza a Castilla y León, especialmente a partir del mediodía, cuando la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) ha activado la alerta roja por «riesgo extremo» para la población en el norte de León, Palencia y Burgos, donde se esperan vientos de hasta 140 kilómetros por hora. Además, la ciclogénesis explosiva dejará lluvias intensas en zonas del sur y oeste de la Comunidad.

La previsión meteorológica indica que lo peor de la borrasca llegará entre las 18 horas y la medianoche. Durante esas horas se registrarán los vientos más fuertes, con rachas poco habituales de 140 kilómetros por hora, y lluvias fuertes en algunos puntos, especialmente, en León, Zamora, Salamanca y Ávila.

La Covatilla, en una imagen de archivo
La Covatilla, en una imagen de archivo - ICAL

Por el momento, «Ana» ha dejado en la estación de esquí de La Covatilla (Salamanca) una racha de viento de 134 kilómetros por hora, la mayor registrada hasta las 17.30 horas en España, por delante de Fisterra (La Coruña), con 124 kilómetros por hora, según los datos recabados por Aemet.

Asimismo, la localidad palentina de Velilla del Río Carrión (Palencia) anotó el tercer registro, con 117 kilómetros por hora, seguida por la estación de esquí de La Pinilla (Segovia), con 97 kilómetros por hora. También destaca Sargentes de la Lora (Burgos) y Cervera de Pisuerga (Palencia) con 89 kilómetros por hora.

«Fuertes o muy fuertes»

En ese sentido, se prevé que desde la tarde del domingo y el lunes, los vientos sean «fuertes o muy fuertes» en todo el territorio de Castilla y León. Las rachas superarán las previsiones que la misma agencia ofrecía ayer, de hasta 110 kilómetros por hora, y podrían alcanzar los 140 kilómetros en las principales áreas montañosas de la Cordillera Cantábrica, mientras que en la meseta, se espera que no superen los 90 o 80.

La borrasca «Ana» no se dejará notar tanto en los termómetros, ya que los vientos tienen componente suroeste y llegan acompañados de precipitaciones y ascenso ligero de las temperaturas, sobre todo de las mínimas.

Por provincias

Por provincias, en Ávila las rachas alcanzarán los 120 o 100 kilómetros por hora en el Sistema Central, y los 90 en la meseta y sur de la provincia, desde la tarde y hasta última hora del día. En Burgos, la virulencia de los vientos será mayor, con rachas de hasta 140 kilómetros por hora en la Cordillera Cantábrica y Sistema Ibérico; y de 120 kilómetros en el norte, Treviño y la meseta, desde la tarde y hasta última hora del día.

La situación se repetirá en León, donde se dejará sentir especialmente en la Cordillera Cantábrica. Además en la montaña y la comarca berciana se podrían acumular 60 litros por metro cuadrado y 40 en el resto de la provincia. También en Palencia, en Zamora y en Soria (Sistema Ibérico) los vientos alcanzarán los valores máximos de 140 kilómetros por hora, aunque no se esperan lluvias fuertes, excepto en la comarca de Sanabria, que se prevé que caigan hasta 60 litros por metro cuadrado.

Rachas algo menos fuertes se esperan en el Sistema Central de Salamanca, Valladolid y en Segovia, aunque también se podrían acumular 40 litros por metro cuadrado.

Medidas de «autoprotección»

Desde el Servicio de Protección Civil aconsejan adoptar una serie de medidas de «autoprotección» con el fin de evitar, en la medida de lo posible, daños; entre ellas, cerrar y asegurar puertas, ventanas y toldos; retirar macetas y todos aquellos objetos que se puedan caer. Si se está en la calle, alejarse de cornisas, muros o árboles que pudieran desprenderse. Asimismo, recomiendan evitar los desplazamientos en carretera -fundamentalmente a los conductores de vehículos de altura elevada, pesados y con remolque, así como caravanas y motocicletas- y si es necesario hacerlos, moderar la velocidad y extremar las precauciones por posible presencia de obstáculos en la vía.

Restricciones en ciudades

En las principales capitales de provincia ya se están tomando algunas medidas. En Salamanca, el Ayuntamiento ha restringido el acceso a la Ciudad Deportiva de la Aldehuela. Se trata de una medida preventiva encaminada a garantizar la seguridad, al tratarse de una zona que contiene una gran extensión de arbolado, y permanecerá activa hasta que las rachas de viento y las precipitaciones remitan, como informaron desde el Consistorio salmantino.

En Palencia, el consistorio ha cerrado también una carpa infantil y un tobogán instalados en la plaza de la Inmaculada, cerca de la catedral, por motivos de seguridad. Asimismo, el Consistorio no descarta clausurar la carpa grande si existiera el «más mínimo riesgo». Además, Protección Civil ha recomendado a los establecimientos retirar las terrazas.