El presidente del PP de Ávila, Carlos García González, junto a Sánchez Cabrera en una imagen de archivo
El presidente del PP de Ávila, Carlos García González, junto a Sánchez Cabrera en una imagen de archivo - ICAL

Presentada la moción de censura contra Sánchez Cabrera para «recuperar la normalidad» en la Diputación de Ávila

Ha sido registrada a primera hora de la mañana de este miércoles con la firma de doce diputados del PP y el representante de UPyD

ÁvilaActualizado:

Doce diputados del Grupo Popular y el representante de UpyD en la Diputación Provincial de Ávila han firmado la moción de censura que se ha presentado a primera hora de la mañana de este miércoles contra el presidente de la institución provincial, Jesús Manuel Sánchez Cabrera.

Minutos después de registrarse la misma, el portavoz del equipo de gobierno, Juan Pablo Martín, acompañado del vicepresidente primero de la Diputación, Carlos García, que ha sido propuesto como candidato para presidir la institución si prospera la moción, y de los otros diez diputado populares que la han rubricado (el resto de miembros del Grupo Popular a excepción de Ángel Jiménez), han comparecido en rueda de prensa para explicar que la moción tiene como objetivo recuperar la «normalidad» en la Diputación Provincial y viene motivada por el «rechazo frontal» a que Sánchez Cabrera no haya presentado su dimisión como presidente de la misma, después causar baja del Partido Popular el pasado 1 de marzo, y anunciar su pase a Por Ávila, formación por la que será candidato a la Alcaldía de Ávila.

Juan Pablo Martín afirmó que esta situación supone «la desvirtuación absoluta de la representación de las diputaciones provinciales», puesto que «los diputados provinciales lo somos en función de representantes de una partido político por el que somos elegidos y un partido judicial concreto». A su vez, recalcó que Sánchez Cabrera, desde el momento en que causó baja del PP, «perdió su legitimidad política para continuar en la presidencia».

El portavoz del equipo de gobierno insistió en que continuar con esta situación suponía «subvertir el mandato democrático de los abulenses, que eligieron por mayoría absoluta un presidente del PP, y cuya voluntad de permanecer en esta situación estaría claramente violentado».

Martín precisó que la acción de Sánchez Cabrera es un caso de «transfuguismo político, que sume a la Diputación, la primera institución de esta provincia y emblema del mundo rural, en una grave crisis, socavando su dignidad institucional y su credibilidad ante los ciudadanos».

También recalcó que esta situación supone «la utilización de la institución provincial al servicio de una estrategia deliberada consistente en el uso propio de los medios por su condición de presidente para construir un proyecto político que es totalmente ajeno a la Diputación y a los pueblos de la provincia, aunque eso sí, valiéndose de ellos para hacerlo posible». Y destacó la «degradación de la institución provincial a un mero instrumento al servicio de quien la preside en este momento».

Medidas «extraordinarias» ante la gravedad

Juan Pablo Martín insistió en que los firmantes de la moción consideran que «no hay ninguna persona ni ningún partido político por encima de las instituciones, de su integridad y de su dignidad institucional». De igual modo, expuso que «la gravedad del momento exige la adopción de medidas extraordinarias a las que nunca pensamos que tendríamos que llegar, pero que se se han hecho inevitables ante la situación de la que es responsable Sánchez Cabrera», informa Ical.

Además, recordó que habían apelado a la «responsabilidad» del presidente «exigiendo su dimisión voluntaria, que ha sido expresamente rechazada». Y precisó que «tampoco Sánchez Cabrera ha adoptado ninguna propuesta para someterse voluntariamente a la confianza del Pleno».

Martín continuó exponiendo que «el objetivo que perseguimos es recuperar la normalidad institucional y permitir la finalización de la legislatura con una Diputación Provincial de Ávila en la que se respete la representatividad política que los abulenses dictaminaron en las pasadas elecciones municipales, con una Diputación volcada en los pueblos y en lo que de verdad es importante para los ciudadanos, la defensa del mundo rural, la prestación eficiente de los servicios y la asistencia a los ayuntamientos de esta provincia».