Sánchez y Puente, paseando por las calles de Valladolid, en una imagen de archivo
Sánchez y Puente, paseando por las calles de Valladolid, en una imagen de archivo - ICAL

El portavoz de la Ejecutiva del PSOE trata de alejarse de Sánchez: «Me dedico en exclusiva a Valladolid»

El alcalde de la capital castellano y leonesa Óscar Puente aparta su cargo en la Federal y evita respaldar la figura del relator para Cataluña

ValladolidActualizado:

«Lo primero que tengo que decir es que llevo ya mucho tiempo dedicado en exclusiva al Ayuntamiento de Valladolid y observo las cosas desde esta distancia y también de otra manera». Es la primera y pensada respuesta que el alcalde de Valladolid, Óscar Puente, ofreció ayer tras ser preguntado por su opinión sobre el ya famoso relator que seguirá las negociaciones que quiere impulsar el Gobierno de Pedro Sánchez con los independentistas de Cataluña.

Meses después de ser «premiado» con la portavocía de la Ejecutiva Federal del PSOE por su apoyo al madrileño para ganar las primarias a Susana Díaz y de que Puente asumiera con orgullo y ejerciera casi a diario el flamante cargo, sus palabras demuestran que la situación ha cambiado diametralmente, aunque no hasta el punto de llegar a criticar la aceptación por parte del presidente del Ejecutivo central de esta persona que «controle» lo que se acuerde con ERC y Pdcat, aunque tampoco la respaldó. En una intervención medida no llegó a «mojarse» sobre el famoso (y todavía anónimo) relator. El regidor sólo llegó a repetir en varias ocasiones que su existencia, «acertada o no», será «irrelevante».

Puente quiso centrarse en garantizar que España «va a seguir siendo una nación unida» y que «nunca se va a producir ni la autodeterminación ni la independencia de Cataluña». Sí justificó la posibilidad de llegar a acuerdos con los partidos nacionalistas catalanes para ampliar el marco competencial, mejorar su estatuto e incluso «reformar la Constitución», pero siempre «dentro de España».

Sobre las críticas a esta figura realizadas por importantes dirigentes del PSOE, el regidor dijo «entenderlas», aunque descartó que por ahora se vaya a producir «una fractura» en el partido. Puente reconoció que el Gobierno, que es el que «debe explicar esta figura», no le consultó esta medida y dijo «no creer» que se hubiera puesto en marcha «para garantizar el sí a los Presupuestos».

El regidor sí aprovechó para acusar al Partido Popular y a Ciudadanos de «creerse que están en Venezuela» tras su «sobreactuación» ante la polémica surgida con «inaceptables insultos y descalificaciones» contra Sánchez afeando especialmente que cuestionaran su legitimidad en el puesto. Según dijo, «se han contagiado, se han lanzado tanto con Guaidó que creen que esto es Venezuela, y no, esto es un país de la UE en el que es imposible que haya un presidente o un alcalde ilegítimo».

«Aquí están callados»

El vicepresidente de la Junta, José Antonio de Santiago-Juárez, lamentó que los socialistas de Valladolid y los de Castilla y León no hayan explicado «lo que les parece la política que hace Sánchez con el Gobierno catalán». «Se han lanzado todos los barones socialistas pero aquí están callados», advirtió De Santiago-Juárez para quien «el señor Tudanca -secretario general del PSCL- está perfilado, no se atreve».

Frente a esa actitud, el dirigente popular pidió al PSOE «que se deje de relatores y pongan constituciones encima de la mesa, convoquen elecciones y dejen de jugar con la unidad de España». En este sentido, insistió en que el asunto «es muy grave, puede ser irreversible y, además, contagioso».

Por último, el presidente provincial del PP de Valladolid, Jesús Julio Carnero, aseguró que «con los independentistas catalanes no hay que negociar; lo único que hay que hacer es decirles que cumplan la ley. Si no lo hacen, tendrán que ser los jueces los que se la hagan cumplir».