El exsecretario general del PSOECyL y senador autonómico Óscar López, en su comparecencia en la Comisión de Investigación de las Cajas de Ahorro
El exsecretario general del PSOECyL y senador autonómico Óscar López, en su comparecencia en la Comisión de Investigación de las Cajas de Ahorro - F. HERAS

Óscar López: «Las Cajas de Ahorro no eran ni el PP ni el PSOE»

El senador autonómico lamenta que el proyecto de integración fracasara por intereses provinciales

VALLADOLIDActualizado:

El exsecretario general del PSOECyL de 2008 a 2012 y senador por Castilla y León Óscar López, considera que «las estructuras provinciales» de las cajas de la Comunidad explican el rechazo al proceso de integración, un proyecto, ha explicado, «bienintencionado, de Comunidad y realizado con luz y taquígrafos», que «lamentablemente no salió adelante», al tiempo que ha negado «cualquier ingerencia» ni «personal», ni de «partido» en sus operaciones financieras.

«La única vez que me he dirigido a un responsable de una entidad financiera y la única vez que di una directriz política fue para intentar que esta Comunidad tuviera una caja propia con argumentos, presentando estudios y no nos hicieron caso», ha sentenciado, en declaraciones recogidas por Europa Press, durante su comparecencia en la Comisión de Investigación de las Cajas de Ahorro en las Cortes.

«Nunca es nunca», ha continuado para incidir en que el modelo de gobierno de las cajas era «democrático y plural», «no eran PP y PSOE», sino que estaba representadas por la «sociedad organizada» al recordar que en los consejos de administración había representantes no solo de los partidos políticos, sino también de «entidades locales», «universidades», «sindicatos», etcétera.

López ha recordado que la primera información que recibió nada más ser nombrado secretario general del PSCyL era que las cajas atravesaban una situación «muy complicada» y que era necesario «ir a fusiones o sistemas de integración», a un modelo «diferente» para reconducir la situación. De ahí que los socialistas "apoyaran" el plan de la Junta, un acuerdo «negociado», «bienintencionado», de «Comunidad» que se hizo «con luz y taquígrafos» y que contó con la firma de todos los partidos políticos, patronal y sindicatos, salvo UGT que «quería ir más allá».

En este punto, ha subrayado que la fusión de las cajas no salió adelante por la «confrontación» del proyecto con las «estructuras provinciales» de las mismas, una de las «lecciones negativas» que se ha llevado de su trayectoria política en la Comunidad. «La vinculación que las cajas tenían con su provincia era brutal y por eso fue muy difícil sacar adelante ese proyecto», ha ahondado.

De ahí que haya lamentado su «disgregación» y finalmente su «desaparición» en fusiones como las de «Bankia» a la que se «opuso» enfrentándose a su «propio partido», y ha querido «poner en valor» que las dos únicas que «atendieron al proyecto de fusión» como fueron EspañaDuero fueron las únicas que devolvieron las ayudas del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB).

«Quizá estábamos equivocados y tenían razón aquellos que hablaban de que fusionar las cajas de la comunidad era un problema, pero ya no lo podremos saber», ha reflexionado.

El socialista ha señalado a la crisis económica, a raíz de la caída de Lehman brothers, como el máximo culpable de la desaparición de las cajas al reconocer que ni «Castilla y León», ni «las entidades» de la Comunidad son una «isla al margen del mundo». «Las cajas se contaminaron» de la situación que se vivía a nivel internacional y este proyecto lo que quería era «evitar el altísimo coste» que trajo la «falta de regulación» del sistema financiero y que ha personalizado en los afectados por las preferentes y los trabajadores.

Operaciones Financieras

López Águeda ha insistido en que «en ningún momento» ni su partido, ni él personalmente, interfirió en «operaciones financieras», al tiempo que ha aseverado, ante las numerosas preguntas por parte de los procuradores de Izquierda Unida, Podemos y Ciudadanos, que nunca tuvo conocimiento de que se produjera «ninguna regularidad» y que si la hubiera conocido lo «habría denunciado» como ha hecho el PSOE con el mal uso de las «tarjetas black».

«Los acuerdos que firmo, los cumplo y los puedo explicar en público», ha espetado. «Podemos lamentar que esto no saliera adelante, pero no era cuestión de la Ejecutiva del PSOE meterse en este tipo de operaciones», ha aclarado para lamentar que el Banco de España no estableciera un control más «férreo» en este tipo de situaciones.

El exsecretario socialista recuerda que siempre estuvo «del lado de los afectados» y, por último, ha mostrado su esperanza de que esta Comisión extraiga las «mejores conclusiones» para no repetir «errores pasados» al tiempo que ha confiado en que la Justicia castigue a aquellos que han tenido «responsabilidad» en la «mala gestión» de cualquier caja.