ICAL

Marta Domínguez: «No me he dopado y lo demostraré cueste lo que cueste»

La exatleta condenada asegura que gastará «hasta el último euro que tenga» para defenderse

PALENCIAActualizado:

La exatleta palentina Marta Domínguez ha roto su silencio después de la sanción dictaminada el pasado mes de noviembre por el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS), cuando le impuso con tres años de inactividad deportiva oficial y le retiró sus resultados conseguidos entre el 5 de agosto de 2009 y el 8 de julio de 2013 como consecuencia de una serie de irregularidades en su pasaporte biológico. «No me he dopado, soy inocente. Esto no ha acabado, queda la vía judicial. Me he gastado mucho dinero en juicios y me gastaré hasta el último euro que tenga para demostrar mi inocencia», recalca Domínguez en una entrevista exclusiva que emitie este sábado La 8 Palencia', informa Ical.

En su comparecencia ante los periodistas, la exatleta defiende que su pasaporte biológico «es normal», y recuerda que al ciclista Roman Kreuziger le reconocieron la enfermedad de tiroides que padece para absolverle pero a ella, que también la tiene diagnosticada, no.

«Me da igual que quiten mi nombre a calles y pabellones, eso no me da de comer. Antes Marta era importante y ahora no interesa», argumenta, además de preguntarse si «¿es casualidad que el fallo del TAS se fuera demorando desde junio hasta el día en que se cerraban las listas electorales?».

Sobre su decisión de retirarse de la escuela de atletismo que llevaba su nombre en Venta de Baños, explicó que le dedicó a las instalaciones «tres años trabajando gratis, 36 horas y media a la semana, en los que no sólo no pedí nada sino que me costaba dinero. Ahora le pedí al Ayuntamiento una compensación, no un puesto de trabajo, y me ofrecen 120 euros. Yo ya no me dedico a la política y de algo tengo que vivir», añade.