LAs 200 alcaldesas y concejales que acudieron a la jornada posan con las autoridades presentes en el acto
LAs 200 alcaldesas y concejales que acudieron a la jornada posan con las autoridades presentes en el acto - F. HERAS
Huelga feminista del 8 de marzo

«Los hombres me decían que me fuera a fregar; ahora somos todas concejalas»

Unas 200 alcaldesas y ediles se reunen en las Cortes para reivindicar su labor en los pueblos de la región

ValladolidActualizado:

«Si la mujer desaparece del medio rural, ya no tenemos nada por lo que pelear». Con esta frase de la edil de Murias de Paredes (León), María del Carmen Mallo, se define lo que las alcaldesas y concejalas de Castilla y León reivindicaron este pasado jueves en las Cortes regionales: el importante papel de las mujeres en los municipios para luchar contra la despoblación que tiene lugar en la Comunidad. Además de esta premisa, admitieron que todavía queda mucho camino por recorrer en cuanto a la igualdad de género se refiere.

Durante la mesa redonda moderada por la periodista Esther Jaén y en la que participaron las alcaldesas de Fuente el Sauz (Ávila), María Jesús Maroto; de Medina del Campo (Valladolid), Teresa López; de Navafría (Segovia), Carmina Lobo; de Murias de Paredes (León), María del Carmen Mallo, así como la presidenta de la Diputación de Palencia, Ángeles Armisén, se puso de manifiesto además las trabas que han tenido que ir superando para poder ejercer como máximas responsables de sus localidades. La regidora de Fuente el Saúz, la más veterana del debate y de Castilla y León, ya que lleva en el cargo desde 1987, aseguró que cuando entró en política tuvo hacer frente a un gran rechazo y oír cosas como «que me fuera a fregar», aunque aseguró que eso quedó en el pasado y ahora, después de que más féminas se animaran a ir en las listas, «ahora ya sólo hay concejalas». La regidora del municipio abulense apuntó ademas que ha hecho «de todo» como alcaldesa: «desde alguacila, taxista y hasta camarera», una situación que se da en pueblos pequeños, pero que hizo «con mucho gusto». La edil de Navafría compartió las palabras de Jiménez y añadió en su localidad «tenemos lo que tenemos», haciendo alusión a la falta de recursos. «Tenemos que arar con los bueyes que nos han tocado y en eso estamos», sentenció Lobo. Mientras, la alcaldesa del municipio leonés de Murias de Paredes (León), María del Carmen Mallo, fue más contundente en sus palabras y aseveró que si las mujeres al instar a que la política de la Comunidad «no solo tiene que tener palabras, también tiene que tener gestos». En este sentido, la regidora leonesa invitó a que se hable «menos» y haya «más legislación» en lo que al papel de la mujer en el medio rural se refiere y en la lucha contra la despoblación.

Su homóloga en Medina del Campo (Valladolid), Teresa López, afirmó que en su caso lo tiene «más fácil» que las localidades pequeñas en lo que a la resolución de problemas se refiere y defendió el papel de las mujeres en política, porque considera que son «más resolutivas». En cuanto al trabajo de alcaldesa, aseguró que ellas lo tienen «más difícil» y si intentas dialogar o «das un golpe en la mesa, eres cobarde o soberbia», pero si lo hace un hombre, «tiene talante».

«Líderes sociales»

Por último, la presidenta de la Diputación de Palencia, Ángeles Armisén, se refirió a las mujeres como «líderes sociales» en los pequeños municipios y las definió como «clave» para mantener los valores de los mismos. Desde el público, la edil Susana Domínguez, de Palazuelos de Eresma (Segovia), se llevó la ovación de la mañana al asegurar que se trata de «una lucha de mujeres, no de partidos», aunque desde las leyes «es desde donde se pueden ir consiguiendo las cosas».

Estas declaraciones se realizaron durante la celebración en las Cortes regionales de la jornada «El papel determinante de la mujer en el municipalismo»presentada por su presidenta, Silvia Clemente, acompañada por la socialista Ana Sánchez; el presidente de la Diputación de Valladolid, Jesús Julio Carnero; el alcalde de Palencia y presidente de la Federación Regional de Municipios, Alfonso Polanco, y el alcalde de Soria, Carlos Martínez, entre otras autoridades.

Al acto asistieron unas 200 mujeres alcaldesas y concejales de la Comunidad y durante el mismo se homenajeó a Eloísa Álvarez, la que fuera primera alcaldesa de Soria, recientemente fallecida.