La delegada del Gobierno, Virginia Barcones, y el teniente coronel de la Guardia Civil, Javier Peña, presentan la operación
La delegada del Gobierno, Virginia Barcones, y el teniente coronel de la Guardia Civil, Javier Peña, presentan la operación - ICAL

Desmantelan una célula itinerante albanesa que robaba en casas de Valladolid y su alfoz

El grupo criminal, que actuó en la provincia castellano y leonesa a mediados de febrero, tenía su base en una localidad de la periferia de Granada y cometía delitos por toda España

ValladolidActualizado:

La Guardia Civil ha desmantelado una célula itinerante albanesa especializada en robo de viviendas en Valladolid y en provincias del sur del España en el marco de la Operación Dalmacia, en la que se ha detenido a cuatro personas acusadas de pertenecer a un grupo criminal que se asentaba en Granada.

La delegada del Gobierno en Castilla y León, Virginia Barcones, y el teniente coronel jefe accidental de la Comandancia de la Guardia Civil de Valladolid, Javier Peña, han presentado hoy esta operación en la que las detenciones se practicaron cuando los ladrones, entre 35 y 45 años, regresaban de cometer uno de sus últimos delitos en la provincia de Jaén.

Barcones ha elogiado a la Guardia Civil de Valladolid ya que la banda estuvo solo cinco días en esta provincia (del 17 al 21 de febrero) donde cometieron nueve robos en la capital y en otras localidades y eso sirvió para «tirar del hilo» y acabar con el desmantelamiento de esta célula criminal que había generado "mucha alarma social" provocada por esos robos en viviendas.

Peña ha explicado en rueda de prensa que la operación se inició gracias a la colaboración ciudadana y al análisis de los referidos nueve robos en el alfoz de Valladolid, dos en Arroyo de la Encomienda, dos en Simancas, dos en Zaratán, uno en Herrera de Duero y dos más en la zona sur de la capital.

Además, Peña ha informado de que la banda tenía su punto de partida en Atarfe (Granada) donde un ciudadano español, que también ha sido detenido y ya puesto en libertad, les facilitaba a los tres albaneses una vivienda de alquiler para que resultara más difícil seguir su rastro.

Desde Granada viajaron a localidades próximas de las provincias de Jaén y Córdoba y después hasta Valladolid y, probablemente, a Cantabria, Lleida y Málaga, en una fase de la investigación que todavía "no se ha cerrado", ha subrayado Peña.

«Modus operandi»

El «modus operandi» consistía en que los ladrones se desplazaban a las viviendas por las tardes y, aprovechando que estaban vacías, accedían a ellas escalando vallas, forzando una ventana o forzando también la cerradura de una puerta con una radiografía.

Dentro de las casas sustraían joyas o dinero en metálico, del que la Guardia Civil ha recuperado un total de 2.800 euros en el registro de su vivienda de Atarfe.

Peña ha agregado que la banda poseía «conocimientos de la metodología policial», de modo que cuando se realizaron las detenciones, el día 8 de marzo, no llevaban ninguna de las herramientas usadas para los robos, ya que "ocultaban esos objetos en un monte próximo a su residencia», informa Efe.

La Guardia Civil continúa la búsqueda de más objetos robados pues sospecha que los delincuentes pudieron enviar parte de sus botines al extranjero ya que, según ha informado Peña, uno de los detenidos viajó por vía aérea de Granada a Barcelona «en varias ocasiones».

Se sospecha que los integrantes del grupo se habían desplazado a España específicamente desde Albania para perpetrar los robos en tres meses, que es el periodo legal de estancia, con la intención de regresar posteriormente a su país, sin dejar rastro.