El consejero de Sanidad de la Junta, Antonio María Sáez Aguado, saluda a la ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, María Luisa Carcedo, al comienzo del pleno del Consejo Territorial del Sistema Nacional de Salud
El consejero de Sanidad de la Junta, Antonio María Sáez Aguado, saluda a la ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, María Luisa Carcedo, al comienzo del pleno del Consejo Territorial del Sistema Nacional de Salud - ICAL

Los consejeros de Sanidad del PP plantan a Carcedo por su Plan de Atención Primaria

Abandonan la reunión del Consejo que debía analizar el Plan Estratégico, que tachan de electoralista

ValladolidActualizado:

El consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado, junto con sus homólogos en Andalucía, La Rioja, Madrid y Murcia abandonaron ayer la reunión del Consejo Interterritorial de Salud en el que se iba a analizar el Plan Estratégico de Atención Primaria diseñado por el Ministerio. Sin embargo, los consejeros, que ya tenían conocimiento de dicha iniciativa, no sólo la han rechazado sino que, incluso, ayer decidieron abandonar el encuentro al que les había convocado la ministra de Sanidad, María Luisa Carcedo, al considerar que el documento es «una declaración de intenciones» que llega «a pocas horas» del inicio de la campaña electoral.

Sáez reiteró «el compromiso con la Atención Primaria y la necesidad de proceder a un reforzamiento en el Sistema Nacional de Salud y a adoptar medidas de cierta urgencia para mejorar los servicios y, sobre todo, para diseñar un nuevo marco estratégico. Frente a eso, según señaló el consejero castellano y leonés, tanto en esta autonomía como en el resto se han tomado medidas de mayor o menor calado en esa dirección, pero es necesario «que el Ministerio lidere el proceso».

Prisas

Sin embargo, según explicó Sáez Aguado, «el problema es que cuando hoy nos ha convocado la ministra, detectamos que hemos asistido a un procedimiento de una aceleración y unas prisas que no comprendemos». En este sentido detalló que «el documento que se pretendía aprobar se ha facilitado hace 36 horas» a pesar de que el jueves pasado se intentó consensuar y había plazos para formular alegaciones. El resultado, dijo el titular de Sanidad, es que «las prisas electorales por parte del equipo ministerial» han tenido como consecuencia que «no hay consenso suficiente ni entre las comunidades autónomas ni en el entorno profesional». Otro de los datos aportados por Sáez que justifican su oposición es que «hasta los coordinadores designados por el Ministerio dimitieron en la mitad del proceso», de forma que «el documento que elaboraron los dimisionarios, poco tiene que ver con el que ha trasladado el Ministerio».

De esta forma, las autonomías rechazaron un plan que «adolece de muchos defectos». pero, sobre todo, «por el procedimiento y el momento, a pocas horas del inicio de una campaña electoral y porque se ha intentado tramitar a matacaballo». Otros de los fallos, apuntó Sáez Aguado, es que no cuenta con un análisis de cómo está la Atención Primaria en las comunidades y qué han hecho ya; no tiene el consenso suficiente entre los sectores profesionales e incluye medidas cuyo impacto presupuestario presente y futuro no se ha analizado. En este punto, el consejero castellano y leonés lamentó que «sólo se dice que se estudiará en unos años las posibilidades de crecimiento presupuestario. «He trabajado en ocho años con siete ministros y nunca había visto esta premura y la presentación de un documento tan importante para la Primaria el día antes de una campaña», concluyó Sáez.