Víctor Rodríguez «Viti» a su salida de prisión
Víctor Rodríguez «Viti» a su salida de prisión - R. ORDÓÑEZ
Caso Arandina

Abrazos y morcilla para recibir la libertad

Los tres futbolistas investigados por presunta agresión sexual se encuentran ya con sus familias en las provincias de Zamora y León

ValladolidActualizado:

Sus padres sabían que ante las puertas del Centro Penitenciario de Burgos se encontraban los medios de comunicación, así que optaron por esperarle a unos kilómetros. Víctor Rodríguez «Viti» dejó la prisión -en la que ha permanecido cerca de tres meses tras ser denunciado junto a otros dos excompañeros de la Arandina por agresión sexual a una menor- junto a sus abogados, a los que condujo hasta un restaurante a las afueras de la ciudad en el que se produjo el reencuentro.

Allí todo fueron abrazos, lágrimas y saltos de alegría. Era el día de Santa Felicidad y el cumpleaños de su padre, según han narrado testigos del encuentro. Su primer menú fuera de prisión, morcilla de Burgos. Y de allí, un viaje a Ponferrada, de donde procede y donde se espera que asiente su domicilio. Ya nada le ata a Aranda de Duero, tras ser expulsado del club. Además, tiene prohibido acercarse a menos de un kilómetro de la víctima, que vive en la localidad. Ésa y la obligación de comparecer cada mes son las medidas cautelares impuesta para permitir su salida de la cárcel por un caso que sigue en investigación.

También Carlos Cuadrado «Lucho», viajó hasta la provincia de León tan pronto pisó la calle. Sus padres fueron a recogerle a la salida de prisión y le llevaron a Astorga, donde se espera que viva durante el procedimiento judicial aún en fase de instrucción por la presunta agresión sexual.

La Audiencia Provincial de Burgos decretó este martes la libertad para los futbolistas considerando que, aunque haya «indicios» de delito, no aprecia riesgo de fuga ni de destrucción de pruebas.