Calle Albahaca, en Ontígola, donde los cuatro delincuentes fueron arrestados por la Guardia Civil
Calle Albahaca, en Ontígola, donde los cuatro delincuentes fueron arrestados por la Guardia Civil

Ingresan en prisión los cuatro atracadores tras el tiroteo con la Guardia Civil en Ontígola

Se les imputa, de manera provisional, diez delitos a cada uno de ellos

ToledoActualizado:

Hasta diez delitos les imputa una jueza de Ocaña (Toledo) a cada uno de los cuatro atracadores detenidos por la Guardia Civil tras un tiroteo en la vecina localidad de Ontígola el jueves por la noche. Los cuatro peligrosos arrestados, que habían asaltado a un vendedor de joyas en Córdoba capital esa misma tarde, han ingresado en prisión, comunicada pero sin fianza. Ya han dormido dos noches en el centro penitenciario Ocaña I.

El domingo por la mañana, y entre férreas medidas de seguridad, los detenidos pasaron a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Ocaña, que estaba de guardia. Tras tomarles declaración durante todo el día, la jueza decidió enviarles a prisión bajo la imputación provisional de ser los presuntos autores de diez delitos cada uno de ellos: robo con violencia e intimidación, tenencia ilícita de armas, daños, atentado a agente de la autoridad, robo de vehículo a motor, hurto, falsedad documental, lesiones, contra la seguridad del tráfico y pertenencia a un grupo criminal.

Los cuatro miembros de la banda, muy violentos, habían huido de Córdoba después de cometer el atraco esa tarde, pero fueron interceptados por la Guardia Civil en la A-4 y detenidos finalmente en Ontígola, a 340 kilómetros de Córdoba, tras un tiroteo con los agentes. La vida de algunos de los guardias llegó a estar en peligro por el enfrentamiento. Uno de los delincuentes fue herido en un pie cuando intentaba arrollar a un agente que participaba en el operativo.

Guardias de Policía Judicial de Toledo engrilletaron a los ladrones en la calle Albahaca de Ontígola, a 2,2 kilómetros de la A-4, sobre las 22.15 horas. Se incautaron también de dos armas de fuego de los asaltantes, además de vehículos de alta gama que habían sido robados. En los automóviles encontraron numerosas joyas procedentes del atraco en Córdoba.

Las diligencias siguen bajo secreto por orden judicial, ya que la investigación de la Guardia Civil continúa abierta.