Francisco Seguido Sánchez
Francisco Seguido Sánchez

Un «experto» en corrupción municipal

Oriundo de Polán (Toledo), un auxiliar de Ganemos despedido del Consistorio de Santander por no ir a trabajar en diez meses da su versión a ABC

TOLEDOActualizado:

Francisco Seguido Sánchez, oriundo de Polán (Toledo), fue cesado el 30 de noviembre por la alcaldesa de Santander, Gema Igual Ortiz (PP), como personal eventual del grupo Ganemos en el Ayuntamiento, aunque la resolución no se hizo pública en el Boletín Oficial de Cantabria (BOC) hasta el pasado martes. La regidora municipal adoptó la medida contra Francisco Seguido por no presentarse en el Consistorio desde que, en enero, tomó posesión de su puesto interino para ejercer como administrativo y asesor de la concejal Tatiana Yáñez-Barnuevo, del grupo Ganemos Santander Sí Puede.

Este partido buscaba «un experto con formación en administraciones públicas y con experiencia en el trabajo documental sobre Derecho Municipal y casos de corrupción municipal», según ha explicado el propio Francisco Seguido a ABC. «Ese perfil no se encontró en Santander, así que me lo propusieron a mí», afirma el exempleado eventual, quien niega el motivo de su cese: «He acudido al despacho municipal y me he alojado en Santander, de lo que hay abundante prueba».

También en política

Según los datos biográficos que ha publicado en beBee, un sitio web de redes sociales, Francisco Seguido está graduado en Gestión y Administración Pública por la Universidad de Castilla-La Mancha (2007-2010) en la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de Toledo. También estudia desde 2013 un máster en Dirección de Recursos Humanos en el Instituto Madrileño de Formación y un curso de técnico superior en Dirección y Gestión de Recursos Humanos en la Universidad CEU San Pablo de Madrid, igualmente desde 2013. En cuanto a su experiencia laboral, refleja que trabajó como administrativo, en marzo y abril de 2010, en la Dirección General de Protección Ciudadana de Castilla-La Mancha, cuya sede está en la ciudad de Toledo.

También hizo una incursión en política: fue como número tres en la candidatura de Hartos.Org al Congreso de los Diputados por Toledo en las elecciones generales de 2011.

«He acudido al despacho municipal y me he alojado en Santander, de lo que hay abundante prueba»

Aunque fue nombrado el 18 de noviembre de 2016 por la misma alcaldesa que le ha cesado ahora, la designación de Francisco Seguido como auxiliar de Ganemos Santander se publicó en el BOC el 27 de enero de 2017 y firmó el contrato en el Ayuntamiento de la capital cántabra. Sus horas laborales como auxiliar del grupo político tenían que cubrir un 40 por ciento de la jornada completa, lo que le supondría un salario de 8.632,74 euros brutos anuales.

Cuando la concejal Tatiana Yáñez-Barnuevo propuso a Francisco Seguido como auxiliar, avisó que el aspirante iba a desarrollar su trabajo desde su domicilio. Pero el secretario del Ayuntamiento, José María Menéndez, informó a la edil de que Francisco Seguido debería cumplir sus horas laborales en la casa consistorial, ya que al personal auxiliar municipal se le aplica el régimen laboral de los funcionarios. Sin embargo, según el equipo de Gobierno local, a Francisco Seguido no se le vio nunca en el despacho del grupo, como han constatado los ordenanzas del Ayuntamiento, que aseguran que nunca le han podido entregar documentación.

El exauxiliar de Ganemos Santander fue localizado por ABC este viernes. Aunque en un principio declinó realizar declaraciones por teléfono, luego accedió a dar su versión por escrito. «Las acusaciones de la alcaldesa son enteramente falsas», afirma con rotundidad antes de aclarar su jornada laboral. «Yo nunca he sido contratado a jornada completa todos los días de la semana. La dotación que tiene el grupo municipal Ganemos Santander es un auxiliar apenas 10 horas semanales, poco más de una jornada semanal. Por lo tanto, miente la alcaldesa cuando de forma tendenciosa pretende dar la impresión a la opinión pública de que yo tenía que ir a trabajar cada día».

El papel de un alcalde

Francisco Seguido asegura que su despido es nulo y acusa a la alcaldesa de haber incurrido en prevaricación «y en otros delitos», aunque no aclara cuáles. «El personal auxiliar o de confianza de los grupos municipales se nombra y cesa a propuesta del propio grupo municipal. O como dicen las disposiciones legales: ‘A propuesta de la autoridad o cargo al que sirven’, es decir, la concejala de Ganemos Santander. En esto, el histórico jurisprudencial es absolutamente claro: el alcalde es quien contrata a todo el personal del ayuntamiento porque es quien jurídicamente preside el ayuntamiento. Pero la decisión de a quién contrata o despide un grupo municipal como auxiliar no puede tomarla el alcalde». «No solo así lo contempla la ley, es que, por lógica, el alcalde de un partido podría coaccionar con cualquier pretexto a los partidos en la oposición imponiéndoles o privándoles de su personal, que es dotación municipal y no del alcalde», añade.

El exauxiliar de Ganemos Santander afirma que ha realizado su trabajo «en cumplimiento de lo que me pedía la concejala, que es la autoridad a la que la ley establece que debo servir, y he realizado mi trabajo en estricto cumplimiento de la ley. Y, por supuesto, he acudido al despacho municipal y me he alojado en Santander, de lo que hay abundante prueba».

Asevera que la alcaldesa lleva «meses» intentando impedir que Ganemos «investigue y denuncie» los casos de corrupción del PP en Santander, «como, por ejemplo, el derrumbe de la calle Sol». Seguido, que se siente «perseguido y acosado», subraya que su caso «es un episodio más de coacciones y obstaculización del derecho fundamental de participación política de un cargo público».