John Jairo Marín Pineda llega esta mañana a la Audiencia Provincial de Toledo
John Jairo Marín Pineda llega esta mañana a la Audiencia Provincial de Toledo - Luna Revenga

Notable rebaja de las penas para cuatro traficantes de drogas con 15 kilos de cocaína

El Ministerio Fiscal y las defensas alcanzan un acuerdo momentos antes de la vista oral en la Audiencia de Toledo

ToledoActualizado:

Como si le hubiera tocado un premio de lotería: de cuatro a dos de prisión, además de exonerarle del pago de una multa de un millón de euros y de no expulsarla de España por un plazo de cinco años, como se pedía en un principio. La colombiana Luz Miryam Mendoza Sánchez sonrió este martes cuando su abogado le comunicó que el Ministerio Fiscal había aceptado la rebaja de su pena antes de comenzar la vista oral en la Audiencia Provincial de Toledo.

No fue la única procesada por un delito contra la salud pública que se benefició del acuerdo que el fiscal Juan Luis Ortega alcanzó, momentos antes del juicio, con los abogados de los cuatro individuos (tres hombres y Luz Miryam) procesados por un alijo de 15 kilos de cocaína. Esta mercancía habría alcanzado en el mercado un valor superior a los 1,5 millones de euros.

Wilson Andrés Gómez Pineda, que cumple prisión provisional por estos hechos, vio rebajada su pena de ocho a seis años y dos meses de cárcel, mientras que la multa de tres millones de euros no ha sido alterada.

John Jairo Marín Pineda, también en prisión aunque está próximo a lograr el tercer grado, pasa de una pena de cuatro a dos años, diez meses y quince días de cárcel. En su caso, sí se le retira la multa de tres millones de euros que la Fiscalía de Toledo le pedía antes del juicio.

Wilson Andrés Gómez Pineda
Wilson Andrés Gómez Pineda - Luna Revenga

El último acusado, Ancizar Augusto Jiménez Zarta, será finalmente condenado a tres años y un día de prisión, una rebaja ostensible respecto a la petición inicial del Ministerio Público, que solicitaba cinco años y seis meses de prisión. Sin embargo, deberá pagar la multa de cien mil euros que el fiscal ya le exigía en el escrito de acusación. En caso de impago, debería cumplir veinte días de cárcel.

Mientras John Jairo y Wilson esperaron esposados en una habitación contigua a la sala de audiencias de la Sección Primera la evolución del posible acuerdo entre partes, Ancizar y Luz parecieron convidados de piedra en el vestíbulo. Delante de ellos, y en la misma puerta de la sala de vistas, el fiscal y los abogados de los acusados negociaron los flecos del acuerdo sin tensiones aparentes .

«Era favorable para todos. Las penas son proporcionales a las pruebas que hay», explicó el fiscal a los periodistas. Juan Luis Ortega también aludió al tiempo que ha tardado en celebrarse el juicio (los hechos ocurrieron en octubre de 2015) y a la drogadicción de algunos de los encartados. Esta circunstancia no ha sido atenuante, según el fiscal, aunque el Ministerio Público sí la ha tenido en cuenta al final.