Un grupo de jóvenes se dirige, el año pasado, al macrobotellón de La Peraleda
Un grupo de jóvenes se dirige, el año pasado, al macrobotellón de La Peraleda - A.P. Herrera

La borrasca Gisele amenaza este jueves el macrobotellón de ITI

La entrada al recinto ferial deberá hacerse por la carretera de la Puebla y no por la rotonda de Parapléjicos

ToledoActualizado:

Este jueves, un año más, se celebra en la ciudad de Toledo el ya tradicional botellón de ITI, que habitualmente congrega a miles y miles de jóvenes en el recinto ferial de La Peraleda. No obstante, la afluencia de público este año podría verse mermada por la lluvia y el fuerte viento de la borrasca Gisele.

El año pasado, que se celebró el 16 de marzo, fueron unos 9.000 jóvenes los que acudieron a la llamada de este multudinario macrobotellón toledano. Aunque se espera para este año una afluencia menor, desde el Ayuntamiento de la capital se adoptarán medidas similares en cuanto a controles de alcoholemia, drogas y niveles de sonido.

Sí hay una novedad, la entrada a La Peraleda no se hará este jueves por la entrada principal al recinto ferial (rotonda de acceso al Hospital Nacional de Parapléjicos) sino por uno de los laterales del mismo, por lo que el acceso deberá hacerse por la llamada carretera de La Puebla, para descongestionar de tráfico la zona del nudo Norte (rotonda del Hotel Beatriz).

En la pasada edición, un amplio despliegue de la Guardia Civil, Policía Nacional y Policía Local controló a la muchedumbre, muchos de ellos llegados desde Madrid y de los pueblos de alrededor de la provincia. El año pasado se registraron 13 positivos en las 1.050 pruebas de alcoholemia realizadas por la Policía Local y cuatro casos de comas etílicos, según datos municipales.