Tutoras con niños en clase
Tutoras con niños en clase - ABC

La Sagra busca en la Junta mejorar la atención infantil y la vivienda

El Centro de Atención Temprana de Illescas está desbordado por la demanda y necesita ampliar personal

ToledoActualizado:

Las competencias de las mancomunidades como entes supramunicipales capaces de gestionar determinados servicios con los que resolver sus problemas, hace un tiempo que con la larga crisis económica han ido derivando hacia necesidades de tipo más social. Sus funciones iniciales de la gestión del suministro de agua potable, o bien la depuración, han dado paso a otras de atención perentoria a grupos y familias más necesitadas.

Así lo indicó ayer a ABC el presidente de la Mancomunidad de la Sagra Alta y alcalde de Ugena, el socialista Jesús García, quien destacó que uno de los objetivos prioritarios de dicha mancomunidad es reforzar la estructura de medios humanos y materiales del Centro de Desarrollo Infantil y Atención Temprana (CDIAT), que gestiona y que está situado en Illescas, ante la elevada demanda para hacer frente a los casos de niños con déficit de atención, muchos de los cuales no se pueden atender por las limitaciones económicas.

Precisamente este va a ser uno de los asuntos que hoy mismo se abordarán en la reunión que se va a mantener en ese centro de Illescas para hacer un repaso de los programas y tratamientos que se desarrollan con los niños en dicho centro. A la reunión asistirán el delegado de la Junta en Toledo, Javier Nicolás; el alcalde de Illescas, José Manuel Tofiño, el presidente de la mancomunidad y alcalde de Ugena, Jesús García, y el director provincial de Bienestar Social, Gregorio Gómez Bolaños.

Lluvia de solicitudes

Tal y como señaló Jesús García, el centro de atención temprana atiende en estos momentos a unos 240 niños residentes en los 14 municipios que conforman la mancomunidad, pero son más las solicitudes que llegan de una zona que alcanza los 120.000 habitantes, ya que se trata de la zona limítrofe con al Comunidad de Madrid. Estos niños están atendidos en estos momentos por diez profesionales.

Sin embargo, la crisis duradera plantea cada vez más problemas para atender toda la demanda de familias en dificultades, que en muchos casos se ven imposibilitados de llevar a los niños al centro por falta de transporte. De ahí que una de las peticiones a la Junta sea la de ampliar la plantilla y los equipos informáticos de un centro inaugurado en 2007. Asimismo, otro de los objetivos es que estos profesionales actúen también de forma más directa en los centros escolares o sanitarios, pero en todo caso en los lugares de residencia de los niños.

Los Centros de Desarrollo Infantil y Atención Temprana (CDIAT) son centros autónomos, de carácter multidisciplinar, convenidos por la Consejería de Bienestar Social con distintas Asociaciones, cuyo objeto es la atención a la población infantil de 0 a 6 años que presenta trastornos en su desarrollo o que están en una situación de alto riesgo biológico, psicológico o social.

Las instalaciones del Centro de Desarrollo Infantil y Atención Temprana serán accesibles, sin que existan barreras arquitectónicas. Se procurará que esté ubicado en la proximidad de otros servicios de atención a la infancia, tales como escuelas infantiles, centros de salud o centros de servicios sociales. Si compartieran el edificio con otras instalaciones estarán arquitectónicamente separadas para su correcta identificación. No podrán ubicarse en el interior de un Centro de Educación Especial, Centro Ocupacional o Centro Residencial para personas con discapacidad psíquica.

En el caso de la Mancomunidad de la Sagra Baja, que preside el alcalde de Yuncler, Luis Miguel Martín, aparte de las cuestiones relacionadas con la depuración de aguas en su agenda se sitúan otros objetivos muy diferentes y relacionados con necesidades sociales. Uno de ellos es el de atender los casos de la vivienda social, y para ello van a solicitar de la administración regional la oficina de intermediación bancaria para atender los casos de desahucio, como ya dispone la mancomunidad de la Sagra Alta. Asimismo, otra de las reclamaciones va a ser la instauración de oficinas de información al consumidor.