García-Page conversa con Paco Núñez
García-Page conversa con Paco Núñez - H. Fraile

Page, sobre el PP: «Van a terminar mareando a la gente»

El presidente critica «los giros tácticos» de los populares, que han pasado de coquetear con Vox al centro

ToledoActualizado:

Tres días después de las elecciones generales y a veintitantos de un combo que incluye comicios municipales, autonómicos y europeos, los políticos aprovechan cualquier acto multitudinario para dar un mitín. Este miércoles, el escenario fue el Valle de Toledo, donde cada 1 de mayo se celebra una romería en honor a la Virgen y se congregan miles de personas.

Salvo Podemos, dirigentes de todos los partidos se acercaron a los alrededores de la ermita para colocar su mensaje electoral. Uno de los que nunca falla es el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, que anteriormente, entre 2007 y 2015, fue alcalde de la ciudad imperial.

Page atacó los «giros tácticos» del PP, que después de los malísimos resultados del domingo parece haber virado al centro-derecha. «Van a terminar mareando a la gente, que la gente no quiere tantas curvas, que no se puede pasar de una cosa a la contraria en un día, en 24 horas, los giros se tienen que hacer lentos, de la otra manera uno tiene riesgo de salir expulsado, como en los balancines», cree el presidente regional.

Y añadió: «No soy quien para dar consejos a nadie, pero lo cierto y verdad es que hasta hace 24 horas Vox se veía con carteras ministeriales si gobernaba Casado y ahora vuelven como Aznar a decir que son de centro».

García-Page conversa con Carmen Picazo y Esteban Paños
García-Page conversa con Carmen Picazo y Esteban Paños - H. Fraile

Respecto a las perspectivas electorales, Page augura que el PSOE, en Castilla-La Mancha, mejorará los resultados de las generales. «No solo se puede sino que se van a mejorar y mucho los resultados, que han sido excepcionales», cree.

Hay que recordar que el domingo los socialistas obtuvieron algo más de un 32 por ciento de los votos, casi diez puntos más quie el PP. Mientras, en las autonómicas de 2015 el PSOE se fue hasta el 36 por ciento, un punto y medio menos que el PP.

«No voy a dejar de pedir el voto, en el momento que inicie la campaña electoral a todo tipo de gente, a gente que en las elecciones generales ha votado a otra formación política tienen que pensar ahora en lo que nos jugamos en Castilla-La Mancha, sin duda de ningún tipo», dijo Page.

«No nos vale simplemente con el voto emitido en las generales ni aquí, ni en los ayuntamientos, ni en las diputaciones, ni en la mayoría de España, hay que ir a una demostración muy clara de que no solo el presidente Page pone a Castilla-La Mancha por delante, sino que lo hace la inmensa mayoría a la izquierda, al centro y a la derecha», añadió.

Por último, el presidente regional considera «muy complicado» que en España «se relaje el ambiente hasta que no pasen las elecciones municipales y autonómicas». En todo caso, para Page lo realmente importante «es que en España consigamos consensos de ámbito nacional y que los independendistas no se salgan con la suya».