Daniel Arias Vegas, en las escaleras del Paseo del Miradero de Toledo
Daniel Arias Vegas, en las escaleras del Paseo del Miradero de Toledo - H. FRAILE
ENTREVISTA

«No queremos que el socialismo y el comunismo gobiernen esta región»

Bajar impuestos, eliminar cargos públicos, crear una Consejería de la Familia, defender la caza y los toros y echar a los «okupas», son algunas de las propuestas del candidato de Vox a la Junta, Daniel Arias

TOLEDOActualizado:

Daniel Arias se enfrenta este lunes a uno de los días más importantes de la campaña electoral. Se verá las caras en el debate de la televisión autonómica con los otros cuatro aspirantes a la Presidencia de Castilla-La Mancha, un espacio en el que tendrá que defender sus deseos algo utópicos para la región, como la bajada de impuestos, la reducción de cargos públicos y la mejora de la sanidad y la educación. Entrenador de un equipo de fútbol en Sonseca y profesor de Educación Física en un colegio de Torrijos, Arias, de 38 años, se ha tenido que pedir quince días sin sueldo para la campaña. Lo primero que sorprende es su tono tranquilo y su cara de niño, con su pulsera y su camisa ribeteada con la bandera de España. Niega que Vox propugne una vuelta al fascismo: «Soy una persona normal, estoy hablando con usted, soy un padre de familia. Lo único que pienso es que los recursos públicos hay que gestionarlos bien», dice.

¿Por qué y cuándo entró en Vox?

Por amor a España y para defender unos valores que, desde mi punto de vista, se están perdiendo. Soy el afiliado más antiguo de la provincia de Toledo, desde enero de 2014 cuando se fundó Vox. He sido afiliado de base, parte de la gestora, y ahora, presidente provincial y candidato a la Presidencia de Castilla-La Mancha.

Tras las generales, ¿qué expectativas tiene Vox en esta cita electoral?

Las elecciones generales no han sido un fracaso como algunos medios quieren hacer creer; al revés, han sido un éxito tremendo porque hemos pasado de 40.000 votos a nivel nacional a más de 2.700.000 y de no tener representación a tener 24 diputados. Esperamos que eso se traduzca en las elecciones autonómicas y podemos entrar con fuerza en el Parlamento regional.

¿Cuáles son sus cálculos para la provincia de Toledo?

Podemos entrar con dos diputados en las Cortes regionales. Y creo que será posible si hacemos una buena campaña porque hay mucha gente que está muy harta y nosotros tenemos que ser capaces de transmitir la ilusión por un cambio.

¿De qué cree que están hartos los castellano-manchegos?

El señor García Page tiene la dudosa habilidad de poner de acuerdo a todo el mundo en contra: los médicos de atención primaria, los bomberos, los profesores... En las pequeñas y medianas empresas que estamos visitando nos dicen siempre lo mismo que hay falta de libertad económica e impuestos abusivos: confiscar y multar.

H. FRAILE
H. FRAILE

¿Cómo explicaría la posición del Vox a favor del trasvase?

Vox no ve a Castilla-La Mancha independiente del resto de España. Queremos que los recursos naturales que hay en el país sean de todos los españoles y vamos a exigir al Gobierno un Plan Hidrológico Nacional. Y, mientras tanto, hay que ser solidarios con el resto de España, pero siempre cumpliendo con la ley de caudal mínimo ecológico vigente e, incluso, seríamos partidarios de aumentarlo a 400 hectómetros cúbicos.

¿Y qué dice sobre su polémica posición respecto a la Ley de Violencia de Género?

Nosotros estamos en contra de la violencia hacia la mujer y hacia cualquier otra persona. Somos el partido que mejor trata a la mujer; la tratamos con la mayor dignidad porque confiamos en ella. No creemos que la mujer necesite de nosotros para salir adelante, es capaz por sí misma.

¿Y qué problema tienen con la Ley?

Tenemos dos: uno, que choca constitucionalmente porque no somos todos iguales y otro porque liquida el derecho de presunción de inocencia. Queremos cambiar esa ley por una de violencia intrafamiliar para que estén protegidas todas las personas de la familia por igual.

¿Cuál cree que es el mayor problema que tiene esta región?

El problema mayor que hay en Castilla-La Mancha es la libertad, material e inmaterial.

Explíquelo, por favor.

A la gente le están cosiendo a impuestos y, por eso, vamos a hacer la mayor bajada de impuestos que se ha hecho nunca. Se está imponiendo un pensamiento ideológico, la gente no tiene libertad y está cohibida para expresar lo que piensa. Y de esa falta de libertad se derivan problemas en la sanidad o la educación.

¿Qué propone Vox para mejorar la sanidad?

En sanidad, acabar con las listas de espera, aumentar la atención primaria, la dotación humana, los materiales y volver a poner en marcha los quirófanos por la tarde. Es decir, utilizar todos los recursos que tiene la comunidad tanto públicos como privados para que se puedan derivar pacientes de una a la otra.

¿Y en educación?

Para los padres proponemos el cheque escolar, para garantizar la libertad para elegir el colegio de los hijos; para los profesores queremos simplificar la burocracia y para el alumnado queremos calidad, que se tiene que testar con pruebas externas. Apostamos por una educación pública, privada y concertada, las tres por igual.

¿Peligran con ustedes las ayudas a la dependencia?

Se intentan vender esa idea, pero en sanidad, educación y dependencia no solo no vamos a escatimar sino que van a aumentar los recursos. Más claro no puedo ser. Con Vox las ayudas a la dependencia van a aumentar, vamos a dar más dinero a las residencias públicas y las concertadas.

Ustedes plantean una bajada de impuestos. ¿En qué consisten?

Planteamos una reducción de un 10 por ciento del IRPF y también suprimir los impuestos de donaciones, sucesiones y sobre patrimonio. Las transmisiones patrimoniales queremos reducirlas al 6% y al 4% en el caso de que sea primera vivienda.

Algunos de sus planteamientos parecen algo utópicos: mejora de los servicios y bajada de impuestos.

Se pueden hacer porque vamos a eliminar un gasto público tremendo en cargos políticos. Muchos funcionarios de carrera son excelentes profesionales y viven supeditados a lo que dice un cargo público puesto a dedo. Y vamos a suprimir todas las asociaciones con carácter ideológico, porque la ideología se la tiene que pagar cada uno. Hay que ser muy escrupuloso con la gestión del dinero del contribuyente.

Dicen que quieren reducir, pero anuncian una Consejería de Familia.

No será un gasto más, se va reagrupar. Creemos que la familia es el pilar importante de la sociedad y, por eso, también somos partidarios de defender la vida. En eso pondremos todo nuestro empeño.

¿Qué es lo primero que haría si gobernara esta región tras el 26M?

Pediría una auditoría de las cuentas de Castilla-La Mancha a una empresa externa para conocer realmente como está la situación y, después, reduciría el gasto público e innecesario.

Echar a los «okupas»

¿Qué proyecto destacaría del programa de Vox en la región?

En materia de seguridad vamos a plantear una ley que haga que los «okupas» estén fuera de una casa en cuestión de horas, que se les expulse. Nos parece importantísimo. Y vamos a defender a los Cuerpos de Seguridad del Estado y su equiparación salarial.

¿Qué propone para evitar la despoblación, uno de los grandes problemas de esta tierra?

Es un problema grande que ha provocado estos 30 años de gobierno de socialista y los cuatro del PP. Tenemos que hacer que esas zonas sean atractivas para que la empresas se puedan instalar allí. Hay que revitalizar la industria agrolimentaria, con rebajas fiscales para las empresas que quieren instalarse y mejorar servicios, como el transporte o internet, que aún no llega a determinadas zonas. El campo es importantísimo en esta región y puede ser un paraíso, igual que la caza.

¿Qué plantean para la caza?

Liberalizar el sector. Hoy en día los animales que se cazan no son todos silvestres. ¿Por qué tiene que haber una veda para esos animales? Queremos que todos los años haya animales que se puedan cazar. Hay una industria tremenda detrás y, por eso, vamos a apoyar tanto la caza como los toros para que vayan a más.

¿Y para los toros?

Son muchas las familias que viven de ello y generan muchísimo empleo. Y detrás de todas las críticas hay un trasfondo de falta de libertad. ¡Al que no le gusten los toros, que no vaya!

Hablemos de pactos. ¿Se imagina un gobierno a la andaluza en Castilla-La Mancha?

Nuestro pacto va a ser con la gente, con las personas: los que nos votan y los que no. Lo que tenemos claro es que creemos en la libertad por encima del Estado y que no queremos que el socialismo y el comunismo gobiernen en Castilla-La Mancha.

«Ciudadanos no se sabe por dónde va a tirar: creo que es posible que su vote acabe siendo un voto socialista»

¿Piensa que Ciudadanos pactaría con García-Page?

Ciudadanos no sabe por dónde va a tirar, pero creo que es posible que su voto acabe siendo un voto socialista.

¿Cómo ve al PP en la región?

Al PP lo veo desnortado, no sabe bien a dónde ir y qué propuestas hacer. Mucha parte de culpa de lo que ha pasado la tienen ellos, no saben cómo solucionar los problemas que han creado, necesitan una revolución interna.

¿Conoce al resto de candidatos?

Conocí a Emiliano García-Page y a Paco Núñez en Fenavín. A José García Molina y Carmen Picazo no los conozco aún.

¿Con que gestión se queda: García-Page o Cospedal?

Con ninguna. Creo que los dos lo han hecho mal, no han entendido a las personas, no han servido a la gente porque se han servido de las personas para mantenerse allí.

Romero y Abascal

¿No le reconoce ningún avance a ninguno?

El otro día me preguntaban si algo había hecho bien García-Page, pero cuando critico, lo hago por unas ideas. Vox es un movimiento cultural que se opone totalmente a la idea socialdemócrata que hemos tenido hasta ahora de que las cosas vengan del Estado. Nosotros creemos en lo contrario, que lo importante son las personas.

¿Cómo se entiende que no crean en el Estado autonómico, pero se presentan a su Parlamento?

Creemos que la autonomías han servido para el despilfarro y para dividir a los españoles, como con los trasvases. Nos presentamos para pedir legalmente, desde dentro, que se transfieran al Estado central las competencias de educación y sanidad y mientras eso llega, gestionar de forma eficiente una comunidad autónoma que está mal gestionada.

¿Qué posibilidades ve a Alberto Romero, candidato de Vox a la Alcaldía de Toledo?

Creo que va a estar en el Ayuntamiento y que lo va hacer muy bien. Toledo va ser mucho mejor con Alberto Romero.

¿Conoce a Santiago Abascal?

¡Claro! Ayer (por el jueves) estuve con él en Talavera. Santiago es una persona muy natural, como se le ve, cercano, no parece un político al uso. Ha venido dos veces a Toledo y llenó el Beatriz. Solo hay que ver que hemos sido la tercera provincia que más ha votado a Vox, después de Almería y Murcia, con más de 66.000 votos.