Actualmente el Museo del Ejército tiene su sede en el Alcázar de Toledo
Actualmente el Museo del Ejército tiene su sede en el Alcázar de Toledo - ABC

El Museo del Ejército celebra este viernes 216 años con entrada gratuita

El centro ha sido pionero en su labor educativa y a lo largo de estos dos siglos ha ido atesorando fondos de procedencia muy diversa

TOLEDOActualizado:

El Museo del Ejército cumple este 29 de marzo 216 años desde aquel 1803 en que se creó el Real Museo Militar, que fue su germen, y va a celebrar el aniversario poniendo en valor su historia y su patrimonio cultural, histórico y artístico, y brindando la entrada gratuita a sus instalaciones, en el Alcázar toledano.

La institución nació como Real Museo Militar en el Palacio de los condes de Monteleón, en Madrid, lugar que ocupa en la actualidad la Plaza del Dos de Mayo, y tuvo una «marcada vocación didáctica» desde los comienzos ya que se constituyó como centro de estudios para complementar las enseñanzas de las academias militares, de modo que gran parte de sus colecciones son los modelos y maquetas que servían a los alumnos en su aprendizaje, ha señalado el Museo en un comunicado.

Cinco años después de su inauguración, la entrada de las tropas francesas obligó a los soldados acuartelados en el Palacio a defenderse con los cañones que se custodiaban en el museo, que tras el asedio quedó destruido y los objetos pertenecientes a los Cuerpos de Artillería e Ingenieros que lo habían fundado, son trasladados al Palacio de Buenavista y el museo que se había creado en el ámbito de la Ilustración.

En la numerosa documentación que se conserva se aprecia desde un primer momento el interés por su carácter público, que se manifiesta en sus tempranos reglamentos de 1822 y 1827, en los que se recalca que de estar abierto a «estudiosos y curiosos».

En los primeros años del siglo XIX se separan los museos de Artillería e Ingenieros y, a mediados de siglo ambos sufren un traslado, pasando el de Artillería al Palacio del Buen Retiro, que será su sede definitiva donde en las primeras décadas del siglo XX van confluyendo todos los demás museos militares hasta que en 1940 se creó el Museo del Ejército, que en 2010 abrió su nueva sede en el Alcázar de Toledo.

El Museo ha sido pionero en su labor educativa y a lo largo de estos dos siglos ha ido atesorando fondos de procedencia muy diversa, desde los donados por organismos civiles y dependencias militares hasta los procedentes de las fundiciones y parques de artillería, las colecciones aportadas por los militares o las donaciones de colecciones tan importantes como las de Romero Ortiz o Medinaceli.