Juan Ramón Crespo
Juan Ramón Crespo - ABC

IU cree que «hubiera estado bien» que Podemos le comunicara que iba a dimitir

TOLEDOActualizado:

El coordinador regional de IU Castilla-La Mancha, Juan Ramón Crespo, ha asegurado que no ha tenido contacto con los responsables de Podemos en los últimos días y que «hubiera estado bien» que les hubieran informado de su decisión de presentar su dimisión en bloque, debido a los resultados electorales. Así ha respondido Crespo a preguntas de los periodistas acerca de si han tenido contacto con los responsables de Podemos, José García Molina o María Díaz, o si les han dado alguna explicación al respecto. «No», ha aseverado el dirigente de IU, quien ha añadido: «Ni ellos nos han llamado para decirnos que iban a dimitir, ni nosotros les hemos llamado para preguntarles».

Aunque ha apostillado: «Entendemos que hubiera estado bien por su parte que nos hubieran llamado para decir que iban a adoptar una decisión tan importante como es dimitir de sus responsabilidades políticas en la región. Nosotros, si no nos han llamado, no creo que tengamos que llamarles para pedirles ningún tipo de explicación».

En cualquier caso, el coordinador de IU en Castilla-La Mancha, que ha lamentado la situación «complicada» en la que se encuentra Podemos, ha deseado a la formación morada «que se recomponga lo antes posible». Crespo, que ha detallado que IU celebrará Coordinadora Regional este domingo, día 9, en Alcázar de San Juan (Ciudad Real) para analizar los resultados electorales, ha destacado la necesidad de «seguir construyendo ese espacio político imprescindible a la izquierda del PSOE y esa confluencia y unidad popular en la que hay que seguir trabajando» y que esta formación espera liderar. En el encuentro, previsto para las 10.30 horas, se estudiarán, en primer lugar, los posibles pactos de gobierno en los diferentes municipios y diputaciones provinciales.

Ha mostrado su preocupación porque, a su juicio, «el PSOE está volcándose demasiado hacia la derecha» -en alusión a Ciudadanos- y le ha lanzado «una llamada de atención», confiando en que los socialistas escuchen y comprendan que tienen que ser «fieles» a su electorado. «Temíamos que el PSOE rojo se pudiera anaranjar llegado el momento y lo que estamos comprobando es que ese anaranjamiento no ha tardado mucho en producirse», ha lamentado Crespo, para quien los socialistas están incumpliendo una de las promesas que habían hecho al electorado al pedir el voto útil para impedir que gobernara la derecha.

En segundo lugar, ha señalado que habrá que analizar y tomar decisiones sobre la responsabilidad que ha de tener IU y el papel de un partido que va a hacer oposición al PSOE en Castilla-La Mancha en ayuntamientos, diputaciones y en las Cortes regionales, a pesar de no tener representación en el parlamento.

Asimismo, la coordinadora regional decidirá si mantiene o no a la actual dirección y hará autocrítica para determinar «en qué hemos fallado y en qué hemos acertado, con la vista puesta en el futuro», ha afirmado el dirigente de IU.

Preguntado también sobre si teme que, precisamente, el PSOE se alíe con Ciudadanos en aquellos ayuntamientos y diputaciones en las que pueda haber acuerdos para evitar su acercamiento a Vox y PP, Crespo ha insistido en que lo que se está viendo es «una deriva del PSOE hacia posiciones de derechas».

Ha agregado que los socialistas no pueden negociar con Ciudadanos y apartar a IU de esa negociación y ha defendido la necesidad de que haya contactos con su formación para que haya «políticas sociales».

Asimismo, Crespo ha respondido a preguntas de los periodistas sobre la formación de gobierno en los ayuntamientos de Toledo y Seseña.

En el primer caso, ha dicho que se están manteniendo conversaciones, aunque habrá que ver qué compromisos adquiere la alcaldesa en funciones, Milagros Tolón, y, a partir de ahí, la asamblea local de IU decidirá acerca de un posible «acuerdo de investidura, de gobierno, de legislatura o nada», en base a «propuestas concretas».

Respecto a Seseña, ha indicado que hay «llamadas», pero el asunto es «complejo» porque son varios los partidos que se tienen que poner de acuerdo, aunque ha incidido en que «lo importante es acabar con las prácticas políticas del PP» y en que éstas tengan «una orientación mucho más social».