Temas

Fuencaliente

Marcos Rodríguez, el niño que fue lobo

Marcos Rodríguez, el niño que fue lobo

Fue vendido por su padre y luego entregado a un cabrero. Fue adoptado por una familia de lobos. Le protegieron y alimentaron durante 11 años en los que aullaba y cazaba con la manada. La Guardia Civil le encontró y fue internado en un centro donde las monjas le enseñaron a vestir, utilizar cubiertos y andar erguido

Pedro García Cuartango Comentar