El presidente de Castilla-La Mancha y candidato del PSOE, Emiliano García-Page, este martes en Villacañas
El presidente de Castilla-La Mancha y candidato del PSOE, Emiliano García-Page, este martes en Villacañas - PSOE

Page: «La primera condición para presidir es que te conozcan»

El presidente de Castilla-La Mancha y candidato del PSOE intenta desacreditar a sus rivales sacando pecho de su largo historial político

Actualizado:

Emiliano García-Page, presidente de Castilla-La Mancha y candidato del PSOE a la Junta, lleva ocupando un cargo público más de tres décadas. Frente a los que le atacan por no haberse bajado nunca del coche oficial, Page presume, orgulloso, de su largo historial político. Y ataca a sus rivales en la carrera por la Junta por no tener tanto bagaje como él.

José García Molina, el líder regional de Podemos, solo acumula una legislatura en la política. Paco Núñez es desde hace menos de un año la esperanza del PP. Carmen Picazo fue elegida candidata de Ciudadanos hace apenas un par de meses. Y no hace ni 30 días que Daniel Arias fue designado como cabeza de cartel de Vox.

«La primera condición para presidir esta tierra es que te conozcan», cree Page, quien lamentó que «el mayor empeño de muchos políticos es, cuando se van, dejar a otros más tontos, más inútiles o que lo hagan peor». En todo caso, añadió, resultaría «homogéneo e igualitario» que los ciudadanos conocieran al resto de candidatos como le conocen a él.

«No es llegar y ‘aquí te pillo, aquí te mato’» o a través de carteles en los que aparecen dirigentes nacionales, porque «aquí no va a gobernar Pablo Casado, Albert Rivera y menos Pablo Iglesias, y tampoco Santiago Abascal», expresó.

Page, al que la última encuesta del CIS le da un resultado cercano a la mayoría absoluta, pide a los ciudadanos que «se vuelquen» en las urnas con el PSOE para que pueda gobernar con «una mayoría contundente» que le permita «no estar mirando de reojo, pagar alquilar o peaje» y no tener «ningún cepo» que le impida avanzar deprisa.

Por otro lado, el candidato socialista aseguró que «nadie» le va a «dar lecciones» en defender la caza, los toros y las tradiciones. Page cree que la caza supone un «enorme negocio» que da muchos puestos de trabajo a esta región y recordó que los cazadores ejercen esta actividad desde el respeto a las leyes. Asimismo, manifestó: «No tengo que echarme al ruedo a torear para ser torero», y «ni Dios ni la caza ni los toros tienen carné del PP».