El presidente del PP de Castilla-La Mancha, Francisco Núñez
El presidente del PP de Castilla-La Mancha, Francisco Núñez - A. Pérez Herrera

Núñez (PP) afea el tono de Murcia con el agua y que Page la use de «arma arrojadiza»

«Vamos a dejar la demagogia y la politización del asunto del agua», afirma el presidente del PP en Castilla-La Mancha

ToledoActualizado:

Al presidente del PP de Castilla-La Mancha, Paco Núñez, no le han gustado las declaraciones de dirigentes políticos de Murcia sobre el agua y el trasvase Tajo-Segura, pero al mismo tiempo tampoco le gusta que el presidente regional, Emiliano García-Page, «utilice» este recurso como «arma arrojadiza».

Núñez ha afeado por primera vez, en una entrevista concedida a Efe, las palabras que pronunció hace una semana el presiente de la Región de Murcia, Fernando López Miras, llamando «analfabetos hídricos» a los que desde Castilla-La Mancha defienden la desalación como alternativa al trasvase.

«No me gustan las declaraciones que se hacen en ese sentido por la parte murciana, pero tampoco me gusta que García-Page esté todo el día utilizando el agua como un arma arrojadiza», dice, y lanza un mensaje para ambas partes: «Vamos a dejar la demagogia, vamos a dejar la politización del asunto del agua y vamos a hablar con responsabilidad».

En este sentido, el líder de los populares castellano-manchegos aboga por un pacto nacional por el agua, como el Plan Hidrológico Nacional que existió en su día, que permita «garantizar que con ese recurso se deje de estar permanentemente politizando, negociando y mercadeando».

Esta es la manera, según Núñez, de llegar a una «estabilidad» en materia de agua, de modo que se afronte ese debate con «seriedad, rigor, coherencia», desde un punto de vista profesional y con la voluntad de llegar a un acuerdo en defensa de los intereses de Castilla-La Mancha.

Por eso, reitera, no le gusta que se hable en el «tono» que se utiliza desde Murcia con este asunto, pero tampoco que desde el Gobierno regional se hagan determinadas declaraciones a este respecto.

Pacto del agua

En cuanto al documento de posición de Castilla-La Mancha en materia de agua, Paco Núñez pide al Ejecutivo castellano-manchego que lo lleve a las Cortes regionales para debatirlo entre los grupos políticos y con la sociedad civil vinculada al agua (grupos de regantes y municipios afectados, entre otros).

No obstante, señala que el PP ha acudido a la primera reunión a la que le ha convocado el Gobierno autonómico en más de tres años para hablar, en esta ocasión, de agua, pero que ha pedido más documentación y todavía no le ha sido remitida por parte de la Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural.

El PP, asegura, «quiere defender el agua en Castilla-La Mancha, para que haya más en cantidad y en calidad, y sobre todo que se logre alcanzar «un gran acuerdo despolitizado» en el sentido de que la política no sea «un estorbo» para llegar a ese acuerdo, recalca.

Un pacto que, insiste, quiere que se alcance en el Parlamento regional y «no en los despachos» entre partidos políticos, sino de la mano de la sociedad civil castellano-manchega para que sea un acuerdo «útil». Aun así, Núñez reitera que está dispuesto a llegar a un acuerdo.