Imagen de la nieve caída en Castilla-La Mancha
Imagen de la nieve caída en Castilla-La Mancha

La nieve en la Serranía de Cuenca complica las carreteras

Los mayores problemas se registran en la CM-2105 en Uña, en unos 40 kilómetros hasta Huélamo, pero también en la CM-2106 entre Tragacete y Beteta

Toledo Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La nieve en la Serranía de Cuenca caída durante las últimas horas ha complicado la circulación en cinco carreteras de la zona, donde se han acumulado hasta ocho centímetros de espesor en algunos puntos.

Según la página web de la DGT, los mayores problemas se registran en la CM-2105 en Uña, a lo largo de unos 40 kilómetros hasta Huélamo, pero también en la CM-2106 entre Tragacete y Beteta.

En ambas carreteras, en nivel amarillo, está prohibida la circulación de camiones y vehículos articulados, según las mismas fuentes.

También hay que circular precaución en la CM-2201 en Beteta y Masegosa, además de en la CU-V-9113 en Villalba de la Sierra, que registran nivel verde.

Cuenca está en alerta amarilla por viento y nieve en la Serranía, informa la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), que prevé para este sábado cielo nuboso, que disminuirá por la tarde a despejado y temperaturas en descenso, con las mínimas al final del día en gran parte de la comunidad.

Nevadas débiles durante la primera mitad del día en las serranías de Cuenca y Guadalajara y en la Sierra de Alcaraz, sin descartar chubascos débiles, ocasionales y aislados en el resto de la Comunidad, con la cota por encima de 600-900 metros.

Viento del oeste, que girará de madrugada a noroeste, más intenso en la mitad oriental y con rachas muy fuertes en Albacete y Serranías de Cuenca y Guadalajara.

Según anuncia Aemet, las rachas de viento podrán llegar a los 90 kilómetros por hora en la Serranía de Guadalajara. Los vientos de hasta 80 kilómetros por hora podrían sentirse en la Serranía conquense, así como en la zona de la Sierra del Segura y Alcaraz, en Albacete. La Mancha albaceteña, Hellín y Almansa y La Mancha conquense podrían alcanzar los 70 kilómetros por hora.