La consejera de Bienestar Social, Aurelia Sánchez, en rueda de prensa
La consejera de Bienestar Social, Aurelia Sánchez, en rueda de prensa - H. Fraile

Aprobada «la mayor inversión social de atención a mayores de los últimos años»

La Junta autoriza un gasto de 98,8 millones para financiar 5.675 plazas residenciales en Castilla-La Mancha

ToledoActualizado:

El Consejo de Gobierno de Castilla-La Mancha ha aprobado esta semana un gasto de 98,8 millones de euros para la atención a las personas mayores. Un compromiso que ya adelantó hace poco el presidente autonómico, Emiliano García-Page, que se refirió a este acuerdo como «la mayor inversión social de atención a personas mayores de los últimos años».

Ha sido la consejera de Bienestar Social, Aurelia Sánchez, la que ha informado sobre este gasto que asciende, en concreto, a 98.881.250 euros para poder atender y gestionar plazas residenciales de atención a personas mayores, de centros de día y de estancias temporales. En este sentido, ha recordado que Castilla-La Mancha firmó un acuerdo-marco 2017-2020. A su juicio, «mejoraba significativamente el acuerdo-marco de la anterior legislatura, ya que pasaba de dos a cuatro años, tenía más presupuesto y además daba estabilidad y tranquilidad a las entidades financieras porque garantizaba el pago mensual».

Lo que se ha aprobado en este último Consejo de Gobierno es la segunda prórroga del acuerdo-marco, cuyo objetivo fundamental es la concesión de servicios de atención a personas mayores en plazas residenciales, en centros de día y en estancias temporales. Para ello, ha destacado la consejera, el número de contratos asciende a 301 para financiar un total de 5.675 plazas residenciales y 85.000 estancias temporales.

Según ha especificado Sánchez, de los 301 contratos se van a firmar, 160 para la gestión de 5.252 plazas residenciales con entidades privadas, 30 contratos para financiar 423 plazas en centros de día y 111 contratos para financiar 85.000 días de estancias temporales. Ello, ha asegurado, va a permitir mantener más de 3.000 puestos de trabajo de profesionales que ofrecen su servicio en estos centros en Castilla-La Mancha.

La mayoría de estas plazas residenciales vienen derivadas fundamentalmente del sistema de dependencia, aunque también se atienden situaciones de urgencia sociosanitaria, especialmente en las plazas de estancia temporal, ha explicado la titular de Bienestar Social, quien ha indicado que el acuerdo-marco que firmaron tiene dos grandes objetivos. En primer lugar, atender a las personas mayores y, por otro lado, el mantenimiento de puestos de trabajo tanto directos como indirectos y la creación de riqueza en el entorno de estos centros, y los espacios urbanos de ciudades y pueblos donde se instalan.

Aurelia Sánchez ha resaltado además que con la atención a las personas mayores se pretende mantener un marco de envejecimiento activo «pensando en la salud y en el bienestar de las personas mayores», pero que la mayoría del presupuesto en materia de mayores de la Consejería de Bienestar Social va al mantenimiento de la red residencial de Castilla-La Mancha, que cuenta con 14.000 plazas de financiación pública, de las que se han aprobado 5.675.

También ha recordado que en el anterior Consejo de Gobierno se aprobó un gasto de 18,2 millones de euros para la financiación de otras 1.000 plazas residenciales que están gestionadas por ayuntamientos y diputaciones de la región, y que en esta legislatura se han triplicado los días de estancia temporal. Asimismo, ha subrayado que se ha incrementado la financiación pública de plazas residenciales mediante las prestaciones vinculadas al servicio y se han abierto cinco residencia, «pero sobre todo seguridad financiera con unos pagos mensuales que permiten la tranquilidad de las entidades y de los profesionales y usuarios».

Por último, se ha referido a la aprobación del Plan de Calidad y Eficiencia en Centros Residenciales 2018-2020, que cuenta con la colaboración con los centros residenciales y sus profesionales; así como la aprobación del primer Comité de Ética de Servicios Sociales y Atención a la Dependencia «para poder velar por las buenas prácticas que los profesionales tienen con las personas mayores y en los centros residenciales».

Mejoras y objetivos que, en opinión de Sánchez, «son una muestra de la sensibilidad y del compromiso del presidente Emiliano García-Page con las personas mayores, para mejorar su salud y su bienestar, con el apoyo a los profesionales y dando estabilidad al sector por parte del Gobierno de Castilla-La Mancha».