Carlos Navarro - ABC

El juez pone en libertad a Carlos Navarro «El Yoyas» pero no podrá acercarse a su esposa e hijos

Se le aplican medidas cauterales tras pasar la noche detenido por coacciones en el ámbito familiar. Se le ordena que abandone Gran Canaria y no resida en la isla. Su esposa es Fayna Bethencourt, a la que conoció hace 17 años en Gran Hermano

Las Palmas de Gran CanariaActualizado:

La juez de Violencia de Género de Telde (Gran Canaria) ha ordenado esta tarde al exconcursante de Gran Hernando Carlos Navarro, «El Yoyas», que se mantenga alejado de su pareja y de sus hijos, como presunto autor de delitos de maltrato, coacciones, amenazas y vejaciones injustas.

Navarro ha declarado esta tarde en Telde tras haber sido detenido ayer, miércoles, acusado de haber maltratado a su pareja en la vivienda familiar de esta, situada en la vecina localidad Agüimes.

Tras comparecer ante la magistrada encargada del caso, «El Yoyas» ha quedado en libertad provisional, aunque sujeto al cumplimiento de medidas civiles y penales de carácter preventivo, entre ellas una que le prohíbe residir en la isla o visitarla de forma esporádica, según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Canarias.

La fiscal, según ha podido saber ABC, ha solicitado el cambio de las diligencias urgentes previas porque «El Yoyas» no ha querido que se celebrase juicio rápido.

Y es que desde la Guardia Civil se ha puntualizado que Carlos Navarro fue detenido durante la madrugada y acusado de un supuesto delito de «coacciones en el ámbito familiar». Por ese motivo, debió pasar la noche arrestado en el Puesto de Vecindario. El mediodía de este jueves fue conducido ante el juez en Telde.

El concursante de la segunda edición de "Gran Hermano", detalla el TSJC, solo ha reconocido que amenazó a la persona que en la actualidad está relacionada con la que todavía es su esposa, pero ha negado el resto de las acusaciones que se dirigen contra él.

Carlos Navarro tiene desde hace casi 17 años una relación con la canaria Fayna Bethencourt, madre de sus dos hijos, a la que conoció durante su participación en la segunda edición de Gran Hermano.

Las letras y la vida

Fayna Bethencourt ha hecho desde hace algunos años una transformación de su vida personal al margen de la televisión: ha escrito un libro. También es autora de uno de los textos que contiene la publicación «Vampiros en Barcelona». Afirma que «la mayor parte del tiempo escribo sobre la oscuridad que nos rodea, sea esta en forma de sangre, violencia, maldad o simple condición humana».

En 2016, Bethencourt lanzó un libro titulado «Cianuro Chocolate» en el que, según la editorial Dolmen, narra «cuando el amor se convierte en la soga de la que pende tu cuerpo y los demonios se visten de madre que te da la mano, de marido siempre fiel o de hijo en tu regazo, es cuando las buenas intenciones de los seres más queridos pueden resultar tan letales como las puñaladas que te asesta ese asesino mientras te jura amor eterno».