El barítono Leopoldo Rojas O`Donnell y la directora de la Escolanía San Marcial, Maite Simón
El barítono Leopoldo Rojas O`Donnell y la directora de la Escolanía San Marcial, Maite Simón - ABC
Ópera en Canarias

Rossel a la música infantil en la presentación canaria del Réquiem

Las Palmas de Gran CanariaActualizado:

La Escolanía San Marcial, con dirección artística, musical y escénica de Maite Simón, la colaboración del barítono Leopoldo Rojas y el ballet de María Eulate, interpretará el Réquiem de Mozart en homenaje al director de orquesta internacional y violinista, Roger Rossel, los 8, 9 y 10 de mayo en el Gabinete Literario de Las Palmas capital.

Maite Simón, acompañada por el presidente del Gabinete Literario, Juan Benítez, por el diputado del Común y ex directivo de la Asociación Canaria de Amigos de la Ópera (ACO), Jerónimo Saavedra, por el ex presidente de ACO, Juan de León, por el barítono Leopoldo Rojas O´Donnell, y por niños de la Escolanía San Marcial, presentó este jueves el Réquiem en memoria del maestro Roger Rossel.

Parte de este repertorio también se ha representado en el Conservatorio Profesional de Música de Las Palmas, en el Palacio de Congresos de Maspalomas en los Jameos del Agua de Lanzarote. También ha participado en el Festival de Música de Canarias, en la Quinta Sinfonía de Mahler. Durante estos últimos cuatro años ha puesto en escena una ópera anual en el Gabinete Literario de Las Palmas capital.

De entre los numerosos niños que han pasado por la Escolanía a lo largo de los últimos 30 años, los alumnos más recientes estudian la carrera de Canto, otros son cantantes internacionales y los demás público entusiasta y conocedor de este arte.

Juan Benítez dijo que Roger Rossel era y es una “persona enormemente querida en el Gabinete Literario”, donde hace quince años impulsó la ópera de cámara, e informó de que la última Junta Directiva del Gabinete lo había nombrado socio de mérito a título póstumo, destacando que en cinco años consecutivos las óperas infantiles representadas en el Gabinete han tenido un gran éxito.

El ex presidente de ACO, Juan de León, una de las mayortes autoridades de las islas en este ámbito, recordó que Rossel dirigió el Festival de Ópera entre las temporadas 1998-2002 y que era un hombre de “gran experiencia, capacidad de trabajo y seriedad en todo lo que hacía, que dejó una extraordinaria labor en el Festival de Ópera”, y señaló que tuvo la iniciativa de crear un Taller para que ACO hiciera producciones propias y que, cuando se hicieron las obras de reforma del teatro Pérez Galdós, enfrentó con acierto la gran dificultad que suponía hacer una ópera en el Auditorio Alfredo Kraus, logrando con “Nabucco” la primera representación de una ópera tras una compleja adaptación de la acústica.

Jerónimo Saavedra dijo que el maestro Rossel merece un reconocimiento singular por su inolvidable apoyo a la música infantil, recordando que dirigió en el Auditorio el último concierto de Alfredo Kraus y su aportación del repertorio operístico francés al Festival de Ópera, colaboración que comenzó en 1985 con Sansón y Dalila.

El barítono Leopoldo Rojas, quien participa en el Réquiem, hizo una semblanza de la trayectoria del maestro Rossel en el mundo musical de la ciudad, de su trabajo en el Conservatorio y con los jóvenes cantantes y músicos en general: “era una persona de grandísimas inquietudes, con una enorme apertura de mente, juventud y entusiasmo que no se correspondían con su edad biológica, apoyaba a los jóvenes de una manera increíble. Fue una figura que enriqueció y que se implicó profundamente en la vida musical de Las Palmas de Gran Canaria”.

Recordó que con ACO impulsó el Taller de Ópera en el Conservatorio y apoyó una espléndida producción del “Matrimonio secreto” de Cimarossa en el Gabinete Literario. "Nos conocimos en la ópera de Werther por la participación de la Escolanía y oyendo a los niños dijo que eran aptos para hacer óperas infantiles y empezamos con la Canción del Trovador, ópera compuesta por el maestro Rossel, que se representó en el teatro Pérez Galdós con gran éxito".

"Desde entonces, hace 31 años, llevamos catorce óperas infantiles" señaló Maite Simón, quien se refirió a la trayectoria artística de Rossel, primer violinista de la Orquesta de Bruselas durante veinte años, antes de ser director de orquesta. "Quería que los niños actuaran en las óperas, no los quería estáticos", explicó Maite Simón, quien ha pedido la colaboración del ballet de María Eulate para el Réquiem, así como la de la pianista Claire Renard y la del percusionista Juan Carlos González.

La directora de la Escolanía San Marcial, Maite Simón, es actualmente profesora en el Conservatorio Profesional de Música de Las Palmas. Trabajó y colaboró al lado del Maestro Roger Rossel en su etapa de director artístico del Festival de Ópera de Las Palmas, en calidad de vicedirectora artística del Festival. Ha dirigido varias orquestas, entre ellas, la Sinfónica de Lieja (Bélgica), la Sinfónica de Denver (Estados Unidos) y la Sinfónica de Maracaibo (Venezuela), interpretando entre otras obras la Sinfonía de Cesar Frank, El Amor Brujo de Falla y L´Après Midi d´un Faune de Ravel.

Ha sido codirectora de orquesta en varias óperas de L´Opera de Liège (Bélgica), como L’Elisir d’Amore de Donizetti, La Bohème de Puccini, L´Enfant et les Sortilèges de Ravel, Cosí fan tutte de Mozart o Carmen de Bizet. Ha puesto en escena diez óperas infantiles y un oratorio, El Pequeño Deshollinador de Britten, La Canción del Trovador, de R. Rossel, Chip y su Perro, de Menotti, Bastian y Bastiana de Mozart, El Empresario de Mozart, la Mágica Leyenda de R. Rossel, La Bella y la Bestia de Gretry, La Cenicienta de Massenet, Romeo y Julieta de Gounod, Turandot de Puccini, Carmen de Bizet, El Réquiem de Mozart, Carmina Burana, de Carl Orff, todas ellas en el Teatro Pérez Galdós.