Pena por conducir un transporte escolar bebido: cuatro meses

Multiplicó por siete la tasa de alcohol y sufrió un accidente

Las Palmas de Gran CanariaActualizado:

Las autoridades judiciales de la capital grancanaria han condenado a un conductor de un transporte escolar con 20 pasajeros menores, que multiplicó por siete la tasa de alcohol y sufrió un accidente este mes de octubre a: cuatro meses de prisión y la retirada del permiso de conducir.

El conductor transportaba a 20 pasajeros, todos menores de edad o dependientes por padecer alguna discapacidad física o psíquica.

Los hechos ocurrieron el 16 de octubre tras recibir la Policía Local de la ciudad de Las Palmas varias llamadas de los padres de algunos de los menores que viajaban en la guagua, quienes alertaron del accidente y del estado ebrio del conductor.

Cuando los agentes llegaron al lugar, encontraron que varios padres de los menores habían retenido al conductor de la guagua accidentada y le habían retirado las llaves del vehículo, ya que quería marcharse después de que la empresa gestionase el transbordo de los pasajeros a otra guagua.

La Policía Local recabó información de lo ocurrido entre los testigos, quienes manifestaron que el conductor era habitual de la empresa, pero esa tarde condujo de manera irregular durante todo el trayecto, hasta que chocó con varios vehículos estacionados a los que provocó diversos daños, aunque ninguno de los pasajeros resultó herido.

En ese momento, la cuidadora de los pasajeros, todos menores de edad o dependientes, exigió al conductor que detuviera el vehículo y pidió a todos los ocupantes que se bajaran de la guagua.

El conductor de la guagua, J.H.S. de 53 años de edad y natural de Las Palmas de Gran Canaria, ha sido condenado a cuatro meses de prisión y retirada del permiso de conducción durante un año, y posteriormente, deberá superar un curso de concienciación sobre seguridad vial para recuperar los puntos y volver a conducir.