Muere por necrosis el pasajero que obligó a hacer un aterrizaje de emergencia por su mal olor

Andrey Suchilin, considerado como uno de los mejores guitarristas de Rusia, padecía una infección que provocaba la muerte de sus tejidos

MadridActualizado:

Andrey Suchilin, el pasajero que viajaba de Ámsterdam a Gran Canaria a bordo de un avión que tuvo que hacer un aterrizaje de emergencia el pasado 3 de junio en Faro (Portugal) por el mal olor que desprendía el hombre, ha muerto. Padecía necrosis tisular, una infección que provoca la muerte de los tejidos –a los que no llega la sangre– y que explica el mal olor.

Los pasajeros del vuelo, de la aerolínea Transavia Airlines, comenzaron a percibir el hedor cuando el avión ya había despegado. La situación se fue agravando a medida que pasaba el tiempo y se hizo insostenible: el mal olor provocó nauseas, vómitos y desmayos entre los pasajeros. Uno de ellos, Peter Van Hau, contó en una cadena de televisión belga que el olor era similar al de un «cadáver» y que ni el ambientador que usaron los tripulantes de cabina logró combatirlo.

Finalmente, el piloto decidió realizar un aterrizaje de emergencia en Faro, donde Suchilin fue trasladado de inmediato a un hospital. Tras varios días en cuidados intensivos, entró en coma. Las operaciones que le realizaron no consiguieron evitar que sufriera un fallo multiorgánico y muriera.

Suchilin, de 58 años, era ruso. Estaba considerado como uno de los mejores guitarristas de su país y uno de los pioneros de la música rock en la Unión Soviética, según recoge el diario británico Daily Mail. En 1981, creó el grupo C major y fue uno de los impulsores del prestigioso Laboratorio de rock de Moscú. Aunque ya se había retirado de los escenarios, seguía teniendo una vida activa: hacía periodismo, estudiaba la ingeniería de sonido y componía para otros músicos.