Canarias, a punto de ser la primera comunidad con control de espacio marítimo en España

Cuando un barco hace una ruta entre Gran Canaria y Tenerife atraviesa aguas internacionales

Las Palmas de Gran CanariaActualizado:

La Comisión Constitucional del Congreso de los Diputados ha dado luz verde a que Canarias tenga competencias en el mar. En un momento dado, las islas pueden pedir el control de tasas derivadas de sus condiciones de insularidad, especial aislamiento y ultraperifericidad o las competencias en Salvamento Marítimo.

Incapaces de gestionar vertidos al mar desde tierra en islas como Tenerife, las autoridades políticas en Madrid darán poder a las islas en el medio marino. Que pueda pedir esas comptencias en su nuevo Estatuto no significa que sean transferidas .

Las islas, poco a poco, sin llamar la atención demasiado abusando de tópicos como la distancia, van logrando un marco competencial que, quizás en 2040 si España se plantea la tesis de explotar telurio o hafnio de su lecho marino, habrá base jurídica para enfrentarse al Estado.

De acuerdo con la norma que hay en las Cortes, se dice en el artículo 4.1: «El ámbito espacial de la Comunidad Autónoma de Canarias comprende el archipiélago canario, integrado por el mar y las siete islas con administración propia de El Hierro, Fuerteventura, Gran Canaria, La Gomera, Lanzarote, La Palma y Tenerife, así como por la isla de La Graciosa y los islotes de Alegranza, Lobos, Montaña Clara, Roque del Este y Roque del Oeste».

Los nacionalistas canarios han llevado en muchas este asunto al Tribunal Constitucional (TC) tras el proceso de prospecciones de petróleo en Canarias realizadas por Repsol. La Ley de Aguas Canarias de 2010 no concreta quién es el gestor de las ocho islas de Canarias. El TC decía que «el mar no parte del territorio de las comunidades autónomas». Y tampoco el lecho marino.

Tras la crisis política de las prospecciones, Coalición Canaria recurrió a una herramienta legal. El Convenio Internacional sobre el Derecho del Mar de 1982, la Convención de Montego Bay (capital de Jamaica), que reconoce a los archipiélagos la competencia sobre las aguas que los circundan. Y entonces, Madrid respondió: las convenciones las firman los estados, no las regiones.

La Comisión Constitucional ha autorizado a que Canarias tenga competencias en el mar. En concreto: «un contorno perimetral que siga la configuración general del archipiélago» y sobre «las aguas que queden integradas dentro de ese contorno perimetral recibirán la denominación de aguas canarias y constituyen el especial ámbito marítimo de la Comunidad Autónoma de Canarias».

De todas formas, queda claro que una vez que las islas puedan tener estas competencias, el Estado «tenga en cuenta las singularidades del carácter archipielágico y promoverá la participación de la comunidad autónoma en las actuaciones de competencia estatal en dichas aguas».