Canarias mantiene su respaldo al Sáhara

Carmelo Ramírez pide una mayor implicación internacional porque en Tinduf las condiciones son «infrahumanas». Una misión del Gobierno de Canarias, Parlamento de Canarias, cabildos y ayuntamientos visita los campamentos de Argelia

Las Palmas de Gran CanariaActualizado:

El consejero de Solidaridad Internacional del Cabildo de Gran Canaria, Carmelo Ramírez, de Nueva Canarias, ha afirmado este viernes que las condiciones de vida de los saharauis de los campos de Tinduf son «extremas» e «infrahumanas» porque «se ha retirado la mayor parte de la ayuda internacional» que recibían.

Ramírez ha liderado este mes de octubre una misión con integrantes del Senado, Gobierno de Canarias, Parlamento de Canarias y más de 40 representantes de instituciones como cabildos y ayuntamientos, así como miembros de organizaciones sociales.

El líder institucional en las islas en favor de esta comunidad procedente del Sáhara, que demanda desde Argelia disponer de un estado propio en lo que Marruecos denomina como «provincias del sur del Reino», ha denunciado la falta de alimentos básicos, que provoca anemia infantil. A su juicio, la disminución de la ayuda internacional está lastrando a toda la zona de campamentos saharauis en Tinduf.

Solidaridad

La visita a Argelia era conocer la situación en los campamentos argelinos pero también «expresar la solidaridad de Canarias con el pueblo saharaui y exigir la celebración de un referéndum de autodeterminación», explica Carmelo Ramírez,

El consejero grancanario recordó que «la organización que mantiene el pueblo saharaui, que ha logrado construir un estado en el exilio, con un gobierno, un parlamento, organizaciones municipales y provinciales, y donde la mujer tiene un papel de gran protagonismo», subtaya.

Si bien ha insistido en «la necesidad urgente de celebrar un referéndum para que el pueblo saharaui pueda elegir su futuro, con condiciones que garanticen la libertad y el desarrollo de una consulta democrática, para que puedan volver a su territorio, el Sahara Occidental», prosigue el escrito.

Acusó a Marruecos de que «sigue violando los Derechos Humanos en los territorios ocupados entre la población civil saharaui», así como llevando a cabo «el expolio de los recursos naturales del Sahara Occidental».