La alcaldesa de Teruel, Emma Buj, y el presidente del PP en la provincia de Teruel, Joaquín Juste, han visitado el tramo de la N-330 para el que el Gobierno prometió una reforma que aún no ha empezado
La alcaldesa de Teruel, Emma Buj, y el presidente del PP en la provincia de Teruel, Joaquín Juste, han visitado el tramo de la N-330 para el que el Gobierno prometió una reforma que aún no ha empezado
Carreteras

Sin rastro de los 13 millones de euros prometidos para la carretera Teruel-Alicante

El Gobierno de Rajoy prometió las obras para 2018, y el de Sánchez que a principios de 2019, pero siguen sin comenzar

ZaragozaActualizado:

La mejora de la N-330 que conecta Teruel con Alicante ha pasado a engrosar la larga lista de promesas incumplidas para la provincia turolense. Su reforma, largamente reivindicada, ha sido objeto de anuncios sistemáticamente incumplidos. Los más recientes, los que han tenido lugar en los dos últimos años: En 2017, el Gobierno de Rajoy dijo que al año siguiente empezarían las obras en la N-330, con un presupuesto de 13 millones de euros; luego, el Gobierno de Pedro Sánchez afirmó que arrancarían a principios de 2019; pero empieza el mes de marzo y ni han aparecido las máquinas ni se ha movido una piedra en el tramo que se había prometido reformar.

La promesa hacía referencia específicamente al tramo de 34 kilómetros comprendido entre las localidades de Villastar y Ademuz, una de las obras esenciales para hacer más competitivo y seguro este trazado que constituye una de las salidas de Teruel hacia el Levante por carretera.

Tras años de reivindicaciones, a finales de 2017 el entonces Gobierno de Mariano Rajoy se comprometió a acometer las obras en 2018, y anunció que para ello se incorporaban 13 millones de euros en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2018. Sin embargo, el 1 de junio fue tumbado el Ejecutivo de Rajoy por la moción de censura con la que el socialista Pedro Sánchez se instaló en La Moncloa. La moción de censura llegó cuando las obras en la N-330 no habían comenzado, así que la promesa presupuestaria del Ejecutivo de Rajoy pasaba a herederla el de Pedro Sánchez.

Sin embargo, tampoco el Gobierno de Sánchez cumplió con ese apartado de los PGE, y la partida quedó sin ejecutar al finalizar 2018. Ante la demanda desde tierras turolenses, el Ejecutivo socialista dijo hace meses que las obras iban a empezar a principios de 2019, pero empieza el mes de marzo y siguen sin aparecer las máquinas para reformar ese tramo de la N-330. Así que, a estas alturas, de esos 13 millones de euros continúa sin haber ni rastro en el asfalto de la N-330.

La cadena de incumplimientos y retrasos ha pasado a formar parte de la precampaña. El PP ha responsabilizado en exclusiva al PSOE de que las obras no hayan empezao todavía en esta carretera que comunica a Teruel con Alicante. Este jueves, la alcaldesa de Teruel, Emma Buj, y el presidente del PP en la provincia de Teruel, Joaquín Juste, cargaron contra el Gobierno de Pedro Sánchez por este motivo. Lo hicieron junto a la N-330, a la que los dos responsables turolenses del PP se desplazaron para pronunciarse sobre estos incumplimientos.

Juste ha calificado la presidencia de Pedro Sánchez como «ocho meses nefastos» para la provincia de Teruel. «Ni siquiera está respetando los compromisos adquiridos previamente por el Gobierno anterior», ha indicado. Ante esta coyuntura, el presidente del PP de Teruel ha querido dejar constancia de que en esta carretera tendrían que está ejecutandose actualmente obras y tendría que haber máquinas trabajando, «porque se encargaba el propio Ministerio de Fomento con medios propios para que fuera más rápido». «Lo que queremos es que se cumpla ese compromiso adquirido con los alcaldes de estos pueblos que reclaman lo que es justo para sus vecinos», ha subrayado Joaquín Juste.

Por su parte, la alcaldesa de Teruel ha subrayado la importancia que tiene la N-330 para «vertebrar la provincia». «Necesitamos que se acometa esta obra que estaba en el Presupuesto aprobado por el Partido Popular», ha afirmado, al tiempo que ha calificado de «letales» los ocho meses de Gobierno de Pedro Sánchez, al que ha criticado por no haber sido capaz de ejecutar los PGE que se encontró hechos y aprobados.