Palacio de Villafranca de Ebro
Palacio de Villafranca de Ebro
Patrimonio

El monumental Palacio del Marqués de Villafranca, en venta por millón y medio de euros

Situado a 23 kilómetros de Zaragoza capital, esta espléndida muestra del barroco suma 1.600 metros cuadrados edificados

ZaragozaActualizado:

El monumental Palacio del Marqués de Villafranca de Ebro, situado en la localidad zaragozana del mismo nombre, acaba de ser puesto a la venta por millón y medio de euros. Así lo acaba de anunciar la inmobiliaria Lancois Doval, especializada en gestión de edificios y propiedades singulares.

Este palacio es emblemático de Villafranca de Ebro. Está situado en la plaza Mayor de la localidad, frente a la Casa Consistorial. La construcción, de grandes dimensiones, se edificó incluyendo una iglesia que actualmente es la parroquial del municipio.

El palacio que se pone en venta empezó a ser edificado en 1671 y las obras se dieron culminadas en 1703. Fue diseñado por el arquitecto Juan de la Marca. Destaca entre los edificios más representativos del barroco aragonés más temprano.

El inmueble consta de más de 1.600 metros caudrados construidos, repartidos en tres plantas. El palacio se levanta sobre una parcela de más de 14.000 metros cuadrados, en la que se distribuyen instalaciones anexas como graneros, jhuertos o jardines.

La agencia que gestiona la venta asegura que este palacio puede resultar especialmente interesante para inversores que deseen restaurarlo y acondicionarlo con fines hoteleros. «Su proximidad a la ciuda de Zaragoza convierte al palacio en un emplazamiento inmejorable para la celebración de todo tipo de eventos», han indicado.

Villafranca de Ebro está sitauda a poco más de 20 kilómetros de Zaragoza capital.

El alcalde de la localidad, Roberto González, ha descartado que el Ayuntamiento se embarque en la compra del palacio. «Tenemos prioridades más importantes a las que atender con los recursos de que disponemos en el Consistorio», ha afirmado a ABC. «Hay que tener en cuenta que en una operación de este tipo no solo hay que pensar en lo que cuesta comprar el edificio, sino en lo que habría que invertir en restaurarlo».