Teresa Ribera y Javier Lambán se reunieron este lunes en Zaragoza
Teresa Ribera y Javier Lambán se reunieron este lunes en Zaragoza - Fabián Simón
Energía

La ministra Ribera visita Aragón sin dar soluciones al cierre de la térmica de Andorra

Descarga las responsabilidades en Endesa y amaga con no autorizar el cierre de la central, sin precisar qué le exigirá

ZaragozaActualizado:

La visita a Aragón de la ministra de Transición Energética, Teresa Ribera, no ha aclarado qué va a ocurrir con al economía de la comarca de Andorra tras el cierre de la central térmica de Endesa. La reunión de varias horas que mantuvo este lunes en Zaragoza con el presidente de Aragón, el también socialista Javier Lambán, no ha dejado compromisos en firme que permitan atisbar soluciones claras para la economía de esta zona de Teruel que vivió durante décadas del carbón y que, ahora, ve condenado su futuro por el cierre de las minas alentado desde Bruselas y aplicado con vehemencia por el Gobierno de Pedro Sánchez.

Al mismo tiempo que el Ejecutivo central ondea la bandera de la «transición energética» que conlleva el fin del carbón, Teresa Ribera amagó este lunes en Zaragoza con no autorizarle a Endesa el cierre de la térmica de Andorra -que quema carbón- si no presenta un plan de inversiones satisfactorio para impulsar alternativas económicas en la comarca turolense. De esta forma, en sintonía con la postura desplegada en las últimas semanas por el Gobierno aragonés, Ribera ha optado por descargar en Endesa -perteneciente a la mutinacional Enel- la responsabilidad de la «transición energética» en Andorra y su entorno.

Ribera tampoco aclaró qué inversiones considera que debería acometer Endesa, ni en su cuantía ni en los proyectos que deberían ponerse en marcha para fomentar actividades económicas alternativas en esta zona de Aragón.

La ministra se limitó a indicar, en este sentido, que Endesa «sabe que una autorización de cierre de cualquiera de sus centrales solo es planteable en un contexto que vaya acompañado de un plan inversión que garantice que las comarcas en las que han estado obteniendo beneficio durante mucho tiempo no se quedan atrás». A falta de concreciones, la ministra ha dicho que visitará Andorra en enero.

Tampoco se ha comprometido a favorecer que la térmica de Andorra pueda prorrogar su actividad durante unos años, más allá de la fecha de cierre anunciada por Endesa para el 2020. La prórroga ha sido solicitada por el Gobierno aragonés, como paliativo para ganar tiempo y buscar alternativas económicas para la zona de Andorra. Pero la ministra tampoco ha aclarado si apostará por esta vía.

«Estamos viento todos los planteamientos», ha remarcado la ministra respecto a la viabilidad de que la central pueda mantenerse abierta de forma parcial, dentro de los márgenes que deje el derecho comunitario.