Agentes de la Guardia Civil durante un dispositivo de vigilancia en el medio rural aragonés
Agentes de la Guardia Civil durante un dispositivo de vigilancia en el medio rural aragonés - Fabián Simón
Seguridad

Interior reconoce que Aragón necesita 400 guardias civiles más de los que tiene

Las últimas incorporaciones ha aliviado la situación, pero aún está sin cubrir el 11% de la plantilla asignada a esta región

ZaragozaActualizado:

Aragón necesita 400 guardias civile más de los que tiene. Así lo reconoce documentalmente el propio Ministerio del Interior, según la información oficial a la que ha tenido acceso ABC: la plantilla estructural asignada a esta Comunidad autónoma es de 3.599 plazas de guardias civiles, pero 396 están vacantes. Y esto pese a la abundante llegada de nuevos agentes que se ha producido esta semana y que ha aliviado la situación, porque en los últimos años el déficit todavía era mucho mayor.

Hace unos meses, el entonces Gobierno central del PP reconoció que Aragón tenía sin cubrir unas 600 plazas de guardias civiles -212 en la provincia de Huesca, 160 en la de Teruel y 213 en la de Zaragoza-. La provincia más castigada era Teruel, donde hasta hace unos meses tenía sin cubrir una cuarta parte de su plantilla de guardias civiles, situación que se ha aliviado desde entonces, pero que tampoco se ha resuelto.

El último concurso interno de traslados ha supuesto un aumento de 200 agentes en todo Aragón, que esta semana se han incorporado a sus nuevos destinos en la región. Este tipo de concursos internos permiten a los guardias civiles optar a plazas de otras regiones. En este útlimo proceso, el saldo entre los que han dejado Aragón y los que han venido ha arrojado ese saldo de 200 agentes más para esta región.

Con ellos, Aragón pasa a tener 3.200 agentes de la Guardia Civil repartidos por toda la Comunidad autónoma, en su gran mayoría dedicados específicamente a labores de seguridad ciudadana en el medio rural. Pero, aún así, eso supone una cobertura del 89% de la plantilla estructural o, lo que es lo mismo, significa que actualmente a Aragón le faltan todavía el 11% de los guardias civiles que debería tener para cubrir las necesidades operativas que reconoce el propio Ministerio de Seguridad.

Desde la cúpula territorial de la Guardia Civil en Aragón han indicado que esos 200 agentes netos que ha ganado la región con el último concurso de traslados se dedicarán a servicios de seguridad ciudadana en el medio rural.